Archivo del sitio

10 razones por las que estamos confundidos

Cada vez se pone más el acento en los dones que en el carácter. Y en muchas ocasiones hasta hacemos «la vista gorda» sobre fallas serias en el carácter de algunos predicadores con tal de entretener a la gente con algunos dones muy «taquilleros». Sería bueno que se indague más sobre aquellos que ocupan el púlpito…

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: