Archivo de la categoría: Apologia – Animalia

Circos sí, pero sin animales

El espectáculo del circo debe quedar en la mente de las personas como un espectáculo llevado a cabo por unos artistas que se dedican a entretenernos, pero nunca como la humillación y el maltrato al que se ven sometidos los animales. Estos animales se ven forzados a realizar actividades no comunes en su hábitat natural, tales actividades son vistas por un público preferentemente infantil, deformando su proceso educativo hacia un respeto a los animales.

Los animales circenses son capturados en su hábitat natural y vendidos como simple mercancía. En ocasiones debido a dificultades económicas o de quiebra del circo, son abandonados a su suerte y tienen que ser los municipios quienes tengan que hacerse cargo de su sustento. A todo esto hay que añadir los continuos desplazamientos a que se ven sometidos, pues el nomadismo es la característica principal de estos circos ambulantes.

Todo ello resulta en síntomas de aburrimiento y frustración, horas de soledad en deplorables instalaciones, llegando en algunos casos a la mutilación propia de los dedos de las manos en los monos o los movimientos estereotipados en los elefantes.

El entrenamiento es una agresión psicológica y fisiológica, donde son utilizadas técnicas bárbaras (barras de hierro, descargas eléctricas, látigos, etc.) en las que los animales son forzados a adoptar comportamientos anormales, de este modo se consigue a través del miedo, la obediencia. Las consecuencias de esta explotación, así como el estrés producido en sus actuaciones (público, volumen de la música, focos…) hacen mella en su salud originando úlceras gástricas. También la falta de higiene originada por la acumulación de sus residuos fecales y de orina en sus jaulas, hace aumentar el número de parásitos y bacterias que dificultan la cura de las heridas provocadas por sus cuidadores y domadores en los entrenamientos. Los circos merecen nuestro mayor respeto, pero sin animales.

 

El justo cuida de la vida de sus animales, pero el corazón de los malvados es cruel con ellos.

Los toros nazis, supervivientes de los juegos genéticos de Hitler.

La cosa va de toros, advierto. Pero de ‘otros’ toros. En concreto con los bóvidos de raza ‘aria’ que acaban de ‘desembarcar’ en Gran Bretaña 70 años después de la II Guerra Mundial para jolgorio de la prensa local y de la suiza. Sí, es de temer que aquel otro dictador con bigote, Adolfo Hitler, además de crear una generación de alemanes ‘arios’ perfectos, pretendió también fabricar un toro ‘ario’ que acabara con la “degeneración de razas” existente en Europa, según él, a finales de la década de los treinta del siglo XX.

Lee el resto de esta entrada

Los Elefantes – Orden Proboscidea – Familia Elephantidae

En el Reino Animal los elefantes se reservan un lugar muy propio, bueno, muy grande. Tal vez sea su trompa o sus inmensos colmillos lo que nos atrae, o talvez sea sus orejas de abanicos o tamaño monstruoso. En realidad sólo hay que ver a los niños admirar a estas magníficas creaciones de la naturaleza y comprobamos que en el elefante, todo es fascinante. Nada más emocionante que ver uno de estos gigantes tomar con su trompa un maní de la palma de una niñita asombrada.

Lee el resto de esta entrada

PRÁCTICAS ANTES DE LA CORRIDA DE TOROS

24 Horas antes de entrar en la arena, el toro ha sido sometido a un encierro a oscuras para que al soltarlo, la luz y los gritos de los espectadores lo aterren y trate de huir saltando las barreras, lo que produce la imagen en el público de que el toro es feroz, pero la condición natural del toro es huir, NO atacar.

Lee el resto de esta entrada

CIRCOS SÍ, PERO SIN ANIMALES

El espectáculo del circo debe quedar en la mente de las personas como un espectáculo llevado a cabo por unos artistas que se dedican a entretenernos, pero nunca como la humillación y el maltrato al que se ven sometidos los animales. Estos animales se ven forzados a realizar actividades no comunes en su hábitat natural, tales actividades son vistas por un público preferentemente infantil, deformando su proceso educativo hacia un respeto a los animales.

Lee el resto de esta entrada

Si los toros son un bien de interés cultural me declaro inculto desde hoy

Desde los 12 años de edad, siempre analice ciertas cosas de nuestra sociedad, y no es que me volvi criticon, sino empece a dudar de casi todo, como de las costumbres y empece a reflexionar… y confirme mi conciencia no animal (ya que mi conciencia es bien humana), sino mi concientizacion de la Animalia, porque soy humano soy humanizante, humanitario y humanizador (En estos tres pilares flamea mi bandera de humano). En esta vida confirme muchos asuntos desde la didactica divina, no dialectica, y que hoy me sirven como descripcion de mi pensamiento. Manifiesto, como muchos, que la Tortura Animal no es Arte ni mucho menos Cultura!, es Sadismo.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: