95 Tesis de Martín Lutero (Lenguaje actual)

El 31 de octubre de 1517, Martín Lutero, teólogo alemán y profesor de Wittenberg, anunció su Noventa y cinco tesis en la puerta de la iglesia del castillo en Wittenberg y por tanto, encendió la Reforma Protestante.

LA NOVENTA Y CINCO TESIS:

Disputa de Penitencia el Dr. Martin Luther En cuanto a las indulgencias y

En el deseo y con el propósito de esclarecer la verdad, una disputa se llevará a cabo en las propuestas suscritas en Wittenberg, bajo la presidencia del Reverendo Padre Martín Lutero, monje de la Orden de San Agustín, el Maestro de las Artes y de la Sagrada Teología , y el lector común de la misma en ese lugar. Por lo tanto, pide a aquellos que no se puede presentar y discutir el tema con nosotros por vía oral, a hacerlo por escrito en su ausencia. En el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

 

SOBRE EL ARREPENTIMIENTO VERDADERO

1- Cuando el Señor Jesucristo dijo “Arrepiéntanse” (Mat. 4:17), quería que la vida entera de los creyentes fuera de arrepentimiento.

2- Este mensaje no puede ser entendido como el sacramento de la penitencia (sacramento impuesto por la iglesia católica romana), o sea la confesión, tal como la administran los sacerdotes.

3- Y no se refiere solamente al arrepentimiento interior; ya que el arrepentimiento interior es falso si no es acompañado de un cambio en la conducta.

4- El verdadero arrepentimiento es negarse a sí mismo (nuestro yo) siempre; seguiremos siendo pecadores hasta que entremos al reino de los cielos.

5- El papa no quiere ni puede perdonar ningún castigo, sino solo los impuestos (inventados) por su propia autoridad o la autoridad de los cánones (reglamento oficial de la iglesia católica romana).

6- El papa no puede perdonar ningún pecado, sino solo declarando y mostrando que ha sido perdonado por Dios, o perdonando los pecados que el mismo ha impuesto. Si su derecho de perdonar en esos casos no se realiza, el pecado quedaría sin ser perdonado.

7- Dios no perdona pecados a nadie sin que al mismo tiempo lo humille en todo y lo sujete a su palabra (o a quienes la administran).

 

PENITENCIAS IMPUESTAS A LOS MUERTOS

(Lutero se refiere irónicamente al purgatorio, ya que no existe)

 

8- Los cánones penitenciales (disciplina y castigos de la iglesia) son solamente para quienes están vivos, y de acuerdo a esos mismos cánones nada debe ser impuesto a los muertos.

9- Por esto, el Espíritu Santo nos beneficia en la persona del papa, quien en sus decretos (reglamentos) siempre hace una excepción en caso de muerte y de necesidad.

10- Los sacerdotes actúan ignorante y cruelmente, cuando imponen cargas y castigos para el purgatorio a las personas que están agonizando.

11- Esta enseñanza distorsionada de imponer castigos en el purgatorio, evidentemente fue sembrada mientras los obispos (ancianos, presbíteros o pastores) estaban durmiendo.

12- Antes de esto, la disciplina de la iglesia se aplicaba no después de la muerte, sino en vida, como prueba del verdadero arrepentimiento.

13- Las personas que mueren quedan libres de estos reglamentos, ya son muertos para las leyes canónicas, por derecho no están sometidos a ellas.

14- El amor o la fe imperfecta de parte de la persona que está muriendo necesariamente
le causa gran temor. Mientras más imperfecta, mayor temor.

15- Este temor y horror son suficientes por sí solos para ser como el castigo del purgatorio, ya que están muy cerca del horror de la desesperación.

16- Al parecer, el infierno, el purgatorio y el cielo se diferencian entre sí como la desesperación, la casi desesperación y la seguridad de la salvación.

17- Al parecer, las almas que van al purgatorio aumentan su fe y amor cuando disminuye su horror.

18- Es más, ni la razón ni la escritura (biblia) prueban que las almas que están en el purgatorio sean incapaces de crecer en fe y amor.

19- Tampoco se ha probado que las almas del purgatorio, aunque sea algunas, tengan seguridad
de su propia salvación ni aún en los casos que nosotros podamos estar totalmente seguros de su salvación. (Se refiere a la compra de indulgencias para un ser querido muerto)

20- Por lo tanto el papa, cuando dice “libre de todo castigo”, no quiere decir realmente “de todo castigo”, sino sólo de aquellos impuestos por él mismo.

 

SOBRE LAS INDULGENCIAS

21- En consecuencia, se equivocan quienes predican que las personas quedan libres de todo castigo y son perdonados todos sus pecados si tienen una indulgencia del papa.

22- Además, los castigos que el papa impone y perdona a las almas del purgatorio, debían haber sido aplicados en esta vida, según los cánones (reglamento de la iglesia).

23- Si el perdón de todo pecado y castigo pudiera ser dado a alguien, sería dado a los más perfectos, o sea, a muy pocos.

24- Por esta razón, la mayoría de la gente es engañada por esta falsa promesa que arrogante dice poder perdonar todo pecado.

25- El poder universal que se atribuye el papa sobre el purgatorio, es el que tiene cualquier obispo o pastor sobre su congregación.

26- El papa hace muy bien cuando perdona a las almas del purgatorio, no por el poder de las llaves del reino (que no tiene), sino por las súplicas y oraciones que hace por ellos.

27- Predican mentiras al decir: “cuando suenan las monedas al caer en la caja, las almas salen volando del purgatorio.” (Compra de indulgencias para un ser querido muerto.)

28- Es cierto que con esa enseñanza del sonido de las monedas, más personas acuden; pero cuando la iglesia suplica por los pecadores, el resultado está solamente en las manos de Dios.

29- ¿Quién sabe, si todas las almas del purgatorio quieren ser liberadas? Hay que recordar lo que, según la leyenda, pasó con San Severino y San Pascual.

 

LAS DISTORSIONES QUE PRODUCEN LAS INDULGENCIAS

30- Nadie está seguro de la sinceridad de su propio arrepentimiento y mucho menos de que haya obtenido el perdón total.

31- Es raro encontrar una persona verdaderamente arrepentida, tan raro como el que en verdad adquiere perdón.

32- Los que creen estar seguros de obtener el perdón porque compraron una indulgencia serán eternamente condenados, juntamente con los que enseñan eso.

33- Tengamos cuidado con los que enseñan que las indulgencias del papa son el mayor don divino por el cual somos reconciliados con Dios.

34- Ese perdón que entrega el papa sólo se refiere a los castigos sacramentales, los cuales han sido establecidos por los hombres.

35- Enseñan una doctrina contraria a Cristo, los que dicen que el arrepentimiento no es necesario para sacar almas del purgatorio o comprar privilegios de confesión (el perdón).

36- Cualquier cristiano verdaderamente arrepentido tiene el derecho de recibir perdón completo del pecado y liberación completa de culpa, aunque no tenga cartas de indulgencia.

37- Cualquier cristiano verdadero, esté vivo o muerto participa de las bendiciones de Cristo ya que es un regalo de Dios, sin necesidad de carta de indulgencias.

38- Sin embargo, el perdón y bendición papal no deben ser despreciadas, pues son, como dije en la tesis No. 6 una declaración del perdón que viene de Dios.

39- Es muy difícil, aun para los teólogos más brillantes, motivar a la gente a conseguir indulgencias y a la vez la necesidad de un verdadero arrepentimiento.

40- El cristiano verdaderamente arrepentido busca y ama corregir sus pecados. Mientras que las indulgencias hacen que esta corrección sea innecesaria y despreciada.

 

SOBRE LA AYUDA AL PRÓJIMO

41- Las indulgencias deben ser predicadas con cuidado, para que la gente no crea que son más importantes que ayudar al prójimo.

42- Los cristianos deben ser enseñados que el papa no piensa que la compra de indulgencias se compare de alguna forma con los actos de misericordia. (Eso creía Lutero hasta entonces).

43- Hay que enseñar a los cristianos que aquel que da al pobre o ayuda al necesitado, realiza una obra mayor que comprar indulgencias.

44- Ya que el amor crece con las obras de amor, la persona crece por medio de las obras de amor. Las indulgencias no hacen mejor a nadie, simplemente libran de penitencias.

45- Debe enseñarse a los cristianos que si ven a una persona pasar necesidad y no le ayudan, sino que usan su dinero para comprar indulgencias, lo que obtienen en verdad no son las indulgencias papales, sino la indignación de Dios.

 

SOBRE LO MATERIAL Y ESPIRITUAL

46- Debe enseñarse a los cristianos que a menos que tengan más de lo que necesitan, deben reservar lo suficiente para las necesidades de su familia y no gastar todo su dinero en indulgencias.

47- Debe enseñarse a los cristianos que la compra de indulgencias queda a libertad de cada uno y no es obligación.

48- Debe enseñarse a los cristianos que cuando el papa da indulgencias, necesita y quiere sus oraciones más que su dinero. (Eso creía Lutero hasta entonces)

49- Debe enseñarse a los cristianos que las indulgencias papales son útiles si la confianza está puesta en Dios, pero no si la confianza se pone en el papel o en el poder del papa y ya no en Dios.

50- Debe enseñarse a los cristianos que si el papa supiera de los abusos que hacen los predicadores presentando al pueblo las indulgencias, preferiría quemar la basílica de San Pedro, antes que construirla con la piel, la carne y la sangre de los cristianos. (Eso creía Lutero hasta entonces).

51- Debe enseñarse a los cristianos que el papa estaría dispuesto, como es su deber, a entregar su dinero a todos aquellos pobres que han sido estrujados por los que predican y venden las indulgencias (manipulando lograban que la gente gaste sus ahorros); aunque tuviera que vender la basílica de San Pedro para eso.

52- No tiene sentido confiar en la salvación por indulgencias, aunque el vendedor de las indulgencias o el papa ofreciera su alma como garantía.

53- Son enemigos de Cristo y del papa, los que prohíben la predicación del evangelio en algunas iglesias para que las indulgencias puedan ser predicadas y vendidas.

54- La Palabra de Dios es menospreciada, cuando en el sermón, se le da el mismo o más tiempo a las indulgencias que a la predicación del evangelio.

55- Es la intención del papa que si las indulgencias (que muy poco importan) se celebran con una campana, una procesión y una ceremonia, el evangelio (que es muy importante) sea predicado con cien campanas, cien procesiones y cien ceremonias.

 

EL TESORO DE LA IGLESIA

56- Los verdaderos tesoros de la iglesia, no son suficientemente enseñados ni conocidos entre la gente de Cristo.

57- Esos tesoros no son materiales, ya que si fuesen materiales, los vendedores de indulgencias intentarían ganar dinero con ellos.

58- Las indulgencias no tienen relación con la obra de Cristo y su pueblo, porque aun sin el papa, Cristo siempre obra gracia para el hombre interior, y la cruz, la muerte y el infierno para el hombre externo.

59- San Lorenzo dijo que los tesoros de la iglesia eran los pobres, pero hablaba usando el término en el sentido de su época.

60- Con total seguridad decimos que las llaves de la iglesia, dadas por la acción de Cristo, son aquel tesoro.

61- Es claro que el poder del papa es suficiente solo para liberar de los pecados impuestos por él mismo.

62- El verdadero tesoro de la iglesia es el evangelio, de la gloria y de la misericordia de Dios.

63- Pero ese tesoro es odiado, porque hace que los primeros sean los últimos (Mat. 20:16).

64- En cambio, el tesoro de las indulgencias es más aceptable para muchos, porque hace que los primeros sean los que pueden pagar.

65- Los tesoros del evangelio son las redes con las que antes se pescaba personas de riqueza.

66- Los tesoros de las indulgencias son redes con las que ahora pescan la riqueza de las personas.

67- Las indulgencias que los predicadores muestran como la gracia más grande, es solo porque es un buen negocio.

68- Pero en verdad son insignificantes cuando se comparan con la gracia de Dios
y la misericordia de la cruz.

 

LAS INDULGENCIAS ABREN PASO A LOS ABUSOS

69- Los obispos y los curas son obligados a recibir a los vendedores de las indulgencias papales con toda amabilidad.

70- Pero tienen el deber mayor de vigilar con sus ojos y oídos, para que esos vendedores no prediquen sus propios caprichos en lugar de lo que el papa les ha encomendado.

71- Todo el que manipule al pueblo con las indulgencias sea maldito.

72- Pero bendito sea aquel que protege al pueblo contra los abusos de los predicadores de las indulgencias.

73- Tal como el papa se pronuncia contra los que por cualquier medio planean entorpecer la venta de indulgencias.

74- Con mayor razón hay que pronunciarse contra los que usan las indulgencias para planear el menosprecio del amor y la verdad.

75- Considerar las indulgencias papales tan poderosas como para librar a una persona aunque haya hecho lo imposible y haya violado a la madre de Dios es locura. (En la época de Lutero se planteó que comprar una indulgencia podía dejar sin delito incluso a quien viole a la madre de Dios)

76- Por el contrario, en lo que se refiere a la culpabilidad, decimos que las indulgencias papales no pueden borrar ni el menor de los pecados.

77- Decir que si San Pedro fuera hoy el papa, y que no podría dar algo más valioso que las indulgencias, es un insulto contra San Pedro y contra el papa.

78- Por el contrario decimos que éste o cualquier otro papa, tiene mayores cosas que dar, es decir: el Evangelio, virtudes espirituales, dones de sanidad, etc. como está escrito (1ª Cor. 12:28).

79- Decir que la cruz adornada con el escudo de armas del papa, la que es presentada por los predicadores de indulgencias, tiene el mismo valor que la cruz de Cristo, es un insulto.

80- Los obispos, curas y teólogos que permiten que tales cosas se enseñen al pueblo, tendrán que rendir cuentas por eso.

 

SOBRE LAS DUDAS Y CRÍTICAS DEL PUEBLO

81- Esta arbitraria predicación de indulgencias hace que, aun para personas sabias, resulte difícil salvar el respeto que se debe al papa, frente a los rumores y dudas del pueblo.

82- Por ejemplo: ¿Por qué el Papa no vacía el purgatorio por amor al prójimo y por la necesidad de esas almas? sería una razón muy justa. ¿Por qué libera almas a cambio de dinero para la construcción de la basílica de San Pedro? Es un motivo completamente insignificante.

83- ¿Por qué continúan las misas por los muertos? y ¿Por qué no devuelve el dinero que se deposita por ellos? Si ya fueron perdonados, ¿Para qué seguir?

84- ¿Es de Dios esta nueva práctica de que el papa por dinero permita que un malvado saque del purgatorio el alma de una persona justa? ¿Por qué no liberan por amor esa alma?

85- ¿Por qué los cánones penitenciales son aplicados a los muertos y se les da indulgencias, como si todavía estuvieran vigentes? (Según los mismos cánones solo se aplican en esta vida)

86- ¿Por qué el papa, cuya riqueza es más abundante que la de los más opulentos ricos, no construye la basílica de San Pedro con su propio dinero, en vez de construirla con el dinero de sus pobres creyentes?

87- ¿Qué les da o perdona el papa a aquellos que por perfecto arrepentimiento tienen el derecho de recibir bendiciones y total perdón de pecados?

88- ¿Qué mayor bendición podría venir a la iglesia si el papa diera gratis estas bendiciones y perdón a todo creyente cien veces al día en vez de una como lo hace hoy?

89- Ya que el papa por medio de sus indulgencias no busca dinero sino la salvación de las almas ¿Por qué suspende las indulgencias y perdones otorgados con anterioridad si tienen la misma validez?

90- Reprimir estos argumentos por la fuerza y no por medio de la razón, es poner en ridículo a la iglesia y al papa y hacer infelices a los cristianos.

91- Si las indulgencias fueran predicadas de acuerdo al espíritu y la intención del papa, todas estas dudas serían rápidamente resueltas. (En ese momento Lutero creía que el papa no era responsable de los abusos)

92- Que se vayan todos aquellos que dicen al pueblo de Cristo: “Paz, paz”; y no hay paz.

93- Benditos sean todos aquellos que le dicen al pueblo de Cristo !“Cruz, cruz” y no hay cruz!

94- Los cristianos deben ser impulsados a ser perseverantes en seguir a Cristo que es su cabeza, aunque tengan que sufrir un infierno de dificultades y hasta la muerte.

95- Y a confiar en que tendrán salvación a través de muchos problemas, antes que por la falsa seguridad de paz.

 

Yo, Martín Lutero, el doctor, de la Orden de los Monjes de Wittenberg, el deseo de declarar públicamente que ciertas proposiciones contra las indulgencias pontificias, como ellos los llaman, han sido presentadas por mí. Ahora bien, aunque, hasta el momento actual, no esta escuela más célebre y famosa de la nuestra, ni ninguna autoridad civil o eclesiástica, me ha condenado, sin embargo, hay, según me dice, algunos hombres de cabeza y audaz espíritu, que se atreven a pronunciar me un hereje, como si el asunto ha sido minuciosamente estudiado y estudiado. Pero por mi parte, como he hecho muchas veces antes, así que ahora también, imploro a todos los hombres, por la fe de Cristo, ya sea para señalar a mí de una manera mejor, si tal modo ha sido divinamente revelado a todo, o en por lo menos a presentar su opinión al juicio de Dios y de la Iglesia. Porque yo no soy tan imprudente como para desear que mi opinión, únicamente se debe preferir a la de todos los demás hombres, ni tan insensata como para estar dispuestos, que la palabra de Dios debe ser hecho para dar lugar a fábulas, elaborado por la razón humana.

 

Wittenberg, 31 de octubre de 1517.

 

*Traducción lenguaje actual basado en los documentos originales en alemán.

 

Anuncios

Acerca de Abad Husita

Teologo, Educador. Clerigo. Sacerdote Religioso Husita. Vivi hace muchos siglos, mi antecesor fue Juan Hus... y la Estrella de la Reforma... despues vino nuestro celebre Calvino.

Publicado el septiembre 22, 2016 en Historia Eclesiastica, Justicia, Martin Lutero, Principios Biblicos, Teologia de la Cruz, Teologia Luterana y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: