Zante, la isla que salvó a todos sus judíos

En Israel la isla de Zante es conocida como la «isla de los Justos», ya que es el único lugar en la Europa ocupada por las fuerzas alemanas en la que sus habitantes cristianos salvaron a todos los miembros de su comunidad judía, 275 personas.Y dentro de poco habrá dos películas contándolo.

El alcalde y el Obispo

Todo empezó en la primavera de 1944: los invasores alemanes «recogían» a todos los judíos de las Islas Jónicas para enviarlos en barco a la ciudad de Patras y de ahí, en vagones ferroviarios, directamente a Auswitchz. En la isla de Corfú recogieron a 2.000 y en la de Cefalonia a 400.

Cuando Paul Berents, el comandante alemán de Zante, informó al Obispo ortodoxo Jrisóstomos y al Alcalde Lúcas Carrer que tenían 24 horas para entregar la lista de sus habitantes judíos, incluyendo sus posesiones, no se esperaba su reacción. Se encontró el día después con un sobre cerrado. Al abrirlo, vió que sólo había dos nombres: el del Obispo y el del Alcalde.

El Obispo, que hablaba perfectamente alemán ya que había hecho sus estudios en Munich, afirmó que si se hacía algo contra los judíos, él mismo les acompañaría y compartiría su destino. El comandante pidió órdenes a Berlín pero entretanto los dos hombres habían informado a Mosés Ganis, el líder de la comunidad judía, la directiva alemana. Y con el prepararon una maniobra extraordinaria: todos los judíos fueron escondidos en casas y granjas de los cristianos. Y hasta que los alemanes abandonaron el país (Zante fue liberada el 12 de Septiembre de 1944) , nadie se chivó y todos los judíos de la isla se salvaron.

Diez personas escondidas en un cuarto

Lo cuenta Chaim Constantinidis, uno de estos sobrevivientes que recuerda estos acontecimientos, ocurridos cuando tenía once años y vivía con sus padres y cuatro hermanos en la capital de la isla. Constantinidis ha estado hace poco en Zante y a sus 81 años aun recuerda lo que ocurrió en 1944: omo el líder judío Ganis llegó una noche a su casa y les pidió que todos prepararan un hatillo para irse de inmediato.

Les escondieron en un cuarto de la casa de una familia griega en las afueras de la capital, junto con un primo con su mujer e hijo. Diez personas escondidos en un cuarto durante cinco meses. Pero se salvaron todos. Poco después toda la familia se fue a Israel, donde su vida fue difícil al principio, mucho peor que la que dejaron en Grecia.

Pero cuando Zante fue asolado por un terrible terremoto en 1953, la primera ayuda llegó de Israel con un escueto mensaje: «Los Judíos de Zante nunca olvidaron su Alcalde y su querido Obispo y lo que hicieron por nosotros».

En 1978, la Autoridad para el Recuerdo de los Martires y Héroes del Holocausto nombró al Obispo Jrisóstomos y al Alcalde Lucas Carrer «Justos de las Naciones», el mayor honor para las personas no judías que con riesgo personal salvaron a judíos durante el Holocausto.

Películas para no olvidar

Gracias a Gregory Pappas y Steven Prióvolos, dos americanos de origen griego, esta historia se verá en la pantalla grande: con la película «Ningún hombre es una isla», un documental de Yánis Sakiaridis. Y con otra que aún se está rodando dirigida por Theo Papadulaki. El productor ejecutivo es Sid Gants, que fue presidente de los estudios de Century Fox y también de la Academia de los Oscar entre 2005 y 2009 ,y proviene de una familia judía de la ciudad de Ioanina, al norte de Grecia.

Chaim sigue hablando el griego de su infancia y contando a sus hijas que Zante es la isla mas bonita del mundo. Y en una entrevista al semanal del diario Kathimeriní insistió que es bueno que el mundo entero conozca su historia. Afirma que «los niños ahora deben conocer lo que pasó, saber sobre los Nazis y el Holocausto, para que estos horrores no vuelvan a ocurrir jamás».

Los judíos griegos en números:

Presentes desde hace mas de 2.000 años en Grecia, los judíos griegosson en su gran mayoría sefarditas con una minoría romaniota. Durante la Segunda Guerra Mundial, más de 12.000 lucharon en el ejército griego contra los italianos. Se considera que el 81% del total de los judíos fallecieron en los campos de concentración y los demás se salvaron gracias a la protección de la Iglesia Ortodoxa (que los hacía pasar por cristianos proporcionándoles documentos falsos) y de familias particulares griegas que les escondieron con gran riesgo personal.

También se salvaron quienes tuvieron ayuda de las autoridades españolas e italianas gracias a la concesión de pasaportes. En el caso español, gracias al extraordinario trabajo del diplomático Sebastián Romero Radigales desde la Embajada de España en Atenas, ayudado por su canciller, el Padre Tipaldos. En la ciudad de Salónica,de los 50.000 judíos enviados a Auschwitz sólo regresaron 1.950.Y ahí ayudaron desde el consulado italiano Guelfo Zamboni y Guiseppe Castruccio para salvar a muchos.

En Zante ya no hay judíos: la mayoría se fue a Israel y unos pocos se quedaron en Atenas. Pero con la profunda crisis económica que atraviesa el país y con el alza de la extrema derecha neonazi, muchos miembros jóvenes de la pequeña comunidad judía griega, formada por 5.500 personas, piensan ahora en emigrar a Israel.

Fuente: BBC

Anuncios

Publicado el julio 26, 2015 en Uncategorized y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: