Una perspectiva crítica de la telebasura

En este trabajo nuestro objetivo principal era analizar desde un punto de vista crítico la tele basura, denominada así, porque cómo ya hemos comentado a lo largo de todo el trabajo, utiliza temas de interés humano que apelan emotivamente y explotan elementos de atracción para la audiencia como: el sensacionalismo, el morbo, el escándalo, el sexo, la violencia y el sentimentalismo.

Es evidente que este tipo de programación entretiene a una gran parte de la audiencia, pero a través de contenidos mediocres. Los conductores de dichos programas aparentan preocupación por la sociedad, pero lo único que hacen es exhibir el sufrimiento, sentimientos y comportamientos íntimos de otras personas. Así, mientras los protagonistas de estos programas son la misma sociedad, los responsables de generar este tipo de televisión obtienen grandes ganancias. Este tipo de programación tiene efectos importantes en la sociedad, ya que la mantienen ajena a la realidad y la vuelven acrítica, sin motivar el desarrollo de una opinión libre y fundamentada; por lo contrario, forman un obstáculo. Así, mientras una de las funciones dela TVes comunicar y difundir programas éticos y de calidad, se presentan este tipo de programas en total crecimiento.

Es imprescindible que todos seamos conscientes que las emisoras de televisión podrían ser uno de los ejes básicos para el fomento de la educación de los telespectadores.  Y en el caso de este género televisivo, es evidente que  este tipo de programación niega las posibilidades de la información audiovisual como fuente de formación. Anula la capacidad de reflexión del ser humano.

Por ejemplo, el estudio cualitativo “La Telebasurayla Proteccióndela Audiencia Infantil” realizado por Sergi Cortiñas Rovira, tuvo como objetivo hacer una revisión panorámica de la telebasura en España, y “explorar su relación con la protección de la audiencia infantil en determinadas franjas horarias especialmente sensibles”. En sus resultados destaca que la telebasura, además de causar efectos de irracionalidad a la sociedad, afecta directamente al público infantil puesto que se encuentran en una etapa de formación y suelen ser más fácil de manipular. Así pues, la telebasura motiva falsas expectativas, ya que promueve el sueño de una fama fácil, que no requiere esfuerzo y donde se obtienen ganancias rápidamente a costa de ventilar su propia intimidad o la de otras personas.

Entre los efectos nocivos para la audiencia infantil se encuentran los siguientes:

Presenta la violencia como parte normal de su entorno, a tal grado que se entienda como única vía para dar solución a un problema o conflicto.
Influye en la adopción de formas de pensar y de consumo.
Sustituye la TV por otra actividad diaria, llámese deporte, juego o tareas educacionales.
Alienta la frivolidad e indiferencia, en torno a los sufrimientos y dolor de otras personas.
Promueve los estereotipos y los prejuicios.

Una investigación dela Asociaciónde Usuarios dela Comunicaciónmenciona que para los productores de la telebasura, no es importante lo que sea verdadero o falso, más bien importa que tan atrayente pueda ser, aún a costa de que se realice una simulación de lo que transmiten. “Los debates no son en realidad debates, las entrevistas no son en realidad entrevistas, la información (ni siquiera del corazón) no es en realidad información, los concursos no son en realidad concursos” Así pues, el problema de la telebasura radica para ellos en la extensión y potencia que ésta pueda tener, y que se asocia con la rentabilidad para los emisores (costo/beneficio, es decir, productos económicos, pero llamativos), demanda de los receptores y la dominación de la programación televisiva.

El estudio agrega que la telebasura es como un “virus informativo”, puesto que suelen transmitirse en la programación diaria, obstruyendo así la presencia de otras propuestas con diferentes contenidos. El virus informativo “penetra en las cadenas a través de un espacio concreto y puede acabar contaminando toda la parrilla”. Esta situación disminuye al espectador la posibilidad de elegir, pero el espectador, tiene la responsabilidad de ser más exigente en los programas que sintoniza, así como lo hace a la hora de elegir lo que consume materialmente, llámese comida, ropa, zapatos, etc. La revista Razón y Palabra en su número 39, publica también un artículo sobre la telebasura escrito por José Manuel de Pablos, donde menciona que lo peligroso de dichas transmisiones, es que hay personas que no tienen otra cosa que hacer, leer, practicar, etc. y se disponen únicamente a mirar los programas televisivos. Ellos les llamarán “autistas domésticos” dominados sin posibilidades intelectivas de defensa ante una televisión que atenta hacia su inconsciencia.

La televisión sirve al poder, ya que ellos someten este medio a su voluntad y que los pocos que tienen la capacidad de criticar dichos productos televisivos son una minoría sin la fuerza para que su voz trascienda ante la sociedad. “La sociedad se encuentra anestesiada por una adecuada dosis de desdichas televisivas”.

La responsabilidad de que exista telebasura, es del gobierno, por permitir dicho fenómeno. Por su parte, María Consuelo Alvarado, en su artículo “Coordenadas para una producción televisiva de excelencia”, dice que los productores no tienen los conocimientos que se necesitan para desenvolverse en el campo televisivo y por tal razón, las producciones tienen poca planificación y baja calidad. La industria cultural promueve productos dirigidos a la cultura de masas, a través del medio televisivo, por ejemplo, transmiten programas con baja calidad en su contenido y ayudan a estimular la irracionalidad de los espectadores; van degradando de forma peyorativa la conciencia social que pudieran tener, a fin de convertir dichos productos televisivos en una mercancía cultural que les permita obtener más ganancia a un bajo costo de producción. Este fenómeno pseudocultural mantiene alienados a los espectadores, y los convierte en actores protagonistas de un consumismo en el que se asumen en un entorno del que probablemente no pertenecen. La telebasura trasmite programas fragmentados, ya que son simples y no hay necesidad de razonar entorno a ellos. Además, transmite mensajes uniformes y estandarizados por destinar un bajo presupuesto para su producción, pues resulta más sencillo y pretencioso a favor del poder, tener menor variedad de contenidos con calidad que estimulen la racionalidad del espectador. Más bien, promueven con su programación basura, valores y estereotipos que a ellos benefician.

Estimulan la mediocridad y van disminuyendo la racionalidad, además la mantienen ajena a la realidad social, la telebasura, es como una fuga a la realidad. Crea gente irracional e irreflexiva con poca crítica. La telebasura es un claro ejemplo que nos demuestra que al gobierno no le conviene tener individuos pensantes que reclamen una mejor programación televisiva por ejemplo, mejores condiciones sociales o un mejor país, y por eso suelen decir el dicho “circo y pan al pueblo”, que equivale a tener una sociedad alienada cada domingo con fútbol y un reality show, cada noche con una novela, cada tarde con chismes del espectáculo o todos los días con noticieros que sirven a su voluntad. La telebasura no tiene pretensiones de realizar producciones artísticas o educativas, sino llamativas.

Queremos hacer hincapié en que a los grupos de poder les interesa seguir transmitiendo programas telebasura que fomenten la aculturización de la sociedad, ya que no es conveniente para ellos tener individuos pensantes con una ideología crítica de los diferentes acontecimientos sociales y políticos que pudieran presentarse, puesto que si eso sucediera, serían liberados de esa alienación en la que se mantienen y serían partícipes de la realidad social en la que nos encontramos. Si analizamos la ideología de la sociedad desde el capitalismo, y el capitalismo responde a una sociedad en la que el poder tiene la última palabra así, la industria cultural responde a las necesidades del capitalismo.

Todos estos programas siembran en la sociedad los estereotipos que a ellos conviene, la mujer ama de casa, el hombre intelectual, la mujer delgada, el hombre metrosexual, y dichos estereotipos responden sencillamente a la conveniencia del poder, ya que se promueven enla TVque es un medio de comunicación que tiene mucha más influencia de la que nos imaginamos ante nuestra sociedad.

Pero no basta con preguntarnos ¿qué está pasando? o ¿cómo hemos llegado a esto? La solución está en detenernos a observar la realidad y a pensar el futuro de la televisión de manera más crítica y racional.

En suma, es una responsabilidad social, que, para que tenga éxito, nos compete a todos. Como señala Pérez Tornero en su libro «El desafío educativo de la televisión», «el desafío debe no sólo transformar la televisión, sino cambiar la educación (…). No es sólo un desafío ético, sino un desafío que afecta a nuestra ciudadanía democrática: para mantener nuestro grado de civilización y desarrollo y para ampliarlo, necesitamos que el medio de comunicación hegemónico en la actualidad, participe de los valores propios de la civilización, cultive la inteligencia y apoye el enriquecimiento cultural».

Y para concluir con este trabajo creemos que falta interés por parte del estado y de nuestra sociedad, en una verdadera apuesta por la calidad, que cultive valores más dignos del espíritu humano, y esto puede conseguirse con simple profesionalidad y sentido de responsabilidad social. Pero respecto a esta problemática es evidente que a muy pocas personas les preocupa este reflejo social de nuestro país, que a nadie parece interesarle lo que está ocurriendo, hasta el extremo que estamos llegando. Sinceramente creemos que la televisión es culpable de la deshumanización de nuestra sociedad, creando seres irracionales, irreflexivos y sobretodo pasivos. Es evidente que este tipo de género televisivo es responsable de la degradación de los valores humanos. De los nuevos estereotipos de nuestra sociedad y de las consecuencias que todo esto conlleva.

televisionyformatos.wordpress.com

Anuncios

Acerca de Eleuteros

Gracias Totales.

Publicado el marzo 18, 2015 en Uncategorized y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: