Angela Merkel: “Auschwitz aún nos llena de vergüenza”

Canciller alemana participó en actos conmemorativos en la víspera del 70 aniversario de la liberación del campo de exterminio.

Berlín. La canciller de Alemania, Angela Merkel, conmemoró junto a supervivientes del Holocausto el setenta aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz (Polonia), un lugar que sigue llenando de vergüenza a los alemanes: “no tenemos derecho a olvidar”, manifestó.

“Lo que ocurrió en Auschwitz es algo que a los alemanes nos

llena de vergüenza, fueron alemanes los que cometieron los crímenes que representaron una quiebra de la civilización”, dijo Merkel en un acto organizado en Berlín por el Comité Internacional de Auschwitz en la víspera de la ceremonia oficial, que se celebrará en Polonia.

Merkel fue precedida en el podio por dos supervivientes del Holocausto, Marian Turski y Eva Pusztai-Fahidi, que pronunciaron discursos basados en sus recuerdos personales y en el destino de sus familias, gran parte de las cuales murió en las cámaras de gas.

UN RELATO CONMOVEDOR
Pusztai-Fahidi conmovió al auditorio, que la aplaudió de pie después de que repasara su biografía desde el momento en que llegó a Auschwitz, en 1944, hasta el día de hoy cuando, ya en una edad avanzada, dice haber encontrado una razón válida para estar viva y no haber muerto como sus padres y su hermana pequeña.

“Como todos los supervivientes, he llevado como una carga la pregunta ‘¿por qué yo, por qué no me he muerto como los otros?’ Con los años creo haber encontrado una respuesta: estoy viva para dar testimonio de lo que pasó“, dijo.

Eva Pusztai-Fahidi fue llevada a Auschwitz junto a sus padres y su hermana, ella fue la única sobreviviente de su familia. (AP)

En el momento en que su familia fue deportada a Auschwitz, la hermana menor de Eva tenía 11 años, su madre, 39, y el padre era un poco mayor.

“Mi padre nos había dado ánimos diciendo que permaneceríamos juntos y que lograríamos superar los pocos días que faltaban para el fin de la guerra. No alcanzó a pasar un día cuando ya nos habían separado y mi madre y mi hermana pequeña fueron llevadas a las cámaras de gas“, recordó.

“Me imagino a mi madre en la cámara de gas, con mi hermana tomada de la mano y con muchos otros, y todavía me pregunto qué fue lo último que pensó”, agregó.

La búsqueda de una reconciliación sigue siendo difícil a pesar del paso de los años: “Hemos aprendido a deponer el odio, pero ¿reconciliación? Nos reconciliemos o no, nuestros muertos no volverán”, manifestó.

RECORDAR PARA NO REPETIR
Marian Turski centró su discurso en la necesidad del diálogo con las generaciones más jóvenes sobre el Holocausto, a partir de una experiencia que tuvo hace seis años en un acto en el antiguo campo de concentración de Dachau.

Fuente: EFE

Anuncios

Publicado el febrero 2, 2015 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: