¿Pero quiénes son los sacerdotes romanos lefevrianos?

Es curioso que se les impuso una disciplina a algunos sacerdotes de la Fraternidad de Pio XII, cuyo fundador era un acerrimo seguidor de Pio XII, conocido como el Papa de Hitler. Actualmente el Vaticano no reconoce esta fraternidad como una Orden Canónica, pero si a sus sacerdotes miembros. El detalle esta que según la Iglesia Católica Romana la Iglesia son los Concilios y los Concilios es la Iglesia, por ende, no la Fraternidad, sino a sus miembros de ésta no deberian ser reconocidos como sacerdotes, pero ahi esta el dilema, y que Ratzinger aún no ha podido resolverlo, y dentro del Vaticano hay un lio no sólo de derecho canónico sino que ya se cuestiona su infalibilidad papal por muchos sacerdotes romanos.

Lo explica muy bien Diego Contreras en la agencia Aceprensa.com:

“Las divergencias no se limitan a la cuestión litúrgica, tal vez el aspecto más conocido, sino que radican en la mentalidad de fondo: para los seguidores de Lefebvre, los problemas internos de la Iglesia no se deben a una equivocada aplicación del Vaticano II, sino que el obstáculo es el mismo concilio, especialmente lo relacionado con la libertad religiosa, el ecumenismo y la reforma litúrgica. La dificultad para aceptar las enseñanzas del Vaticano II procede, en buena medida, de que tienden a interpretar la tradición de la Iglesia identificándola con alguna de sus manifestaciones históricas. Una actitud que se ha visto reforzada por errores y abusos objetivos cometidos en los últimos decenios, a veces con el consentimiento o tolerancia de representantes de la jerarquía eclesiástica.

Bernard Fellay declaró tras su encuentro con Benedicto XVI que había manifestado al Papa el apego de la Fraternidad a la Santa Sede. Pero añadió también que “la Fraternidad ora para que el Santo Padre pueda encontrar la fuerza para poner fin a la crisis de la Iglesia, instaurando todas las cosas en Cristo”. Lo que equivale a decir –como ha subrayado en otras ocasiones de modo más explícito– que el problema está en el otro lado y que por su parte no habría necesidad de cambios.

Fellay fue uno de los cuatro obispos que monseñor Lefebvre consagró en 1988, provocando el cisma con Roma. Su ordenación fue ilícita, pero válida, lo mismo que las sucesivas ordenaciones sacerdotales llevadas a cabo por los cuatro obispos.

En una entrevista precedente al encuentro con el Papa, Fellay afirmó que cuando fuera recibido le pediría que revocara la excomunión y que autorizara la celebración generalizada de la misa según el rito de S. Pío V.

Según sus propios datos, la Fraternidad cuenta con 450 sacerdotes, 180 seminaristas, 160 religiosos y religiosas y unos 200.000 seguidores en más de veinte naciones.

Desde que se produjo el cisma en 1988 la Santa Sede tendió la mano a los seguidores de Lefebvre que quisieran volver a la comunión con Roma. Así se creó la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro, un instituto de derecho pontificio, en el que pueden integrarse los sacerdotes y seminaristas tradicionalistas, y seguir celebrando la Misa conforme al rito tridentino o de San Pío V.

También Juan Pablo II había decidido ya en 1984 que los obispos hicieran “una amplia y generosa aplicación” del indulto para celebrar la Misa según el rito anterior a la reforma litúrgica conciliar. Pero no todos los obispos atendieron esta petición. Sin embargo, la aplicación de este documento hizo posible que comunidades de sacerdotes y religiosos que habían estado ligadas al movimiento lefebvriano volvieran a la comunión con la Santa Sede.

En 1998, diez mil fieles tradicionalistas de los que se reconciliaron con la Santa Sede peregrinaron a Roma y fueron recibidos por Juan Pablo II y por el cardenal Ratzinger. En su discurso, Juan Pablo II pidió que los obispos tengan “comprensión y una renovada atención pastoral hacia los fieles que aman el antiguo rito”.

El cardenal Ratzinger recordó que “el Concilio ordenó una reforma de los libros litúrgicos, pero no prohibió los libros anteriores”. Y expresó el deseo de que “las comunidades que aman la antigua liturgia puedan ser integradas pacíficamente en la Iglesia”.

Los lefevrianos ya son católicos… o eso ha dicho la santa Sede
Las oficinas e informadores de la Santa Sede están en entredicho ante la avalancha de críticas intraeclesiales ante la decisión de levantar la excomunión a los lefrevianos. La más sonada: la del Arzobispo de Viena, voz autorizada donde las haya. Ahora Roma se ha visto obligada a hablar.

Después de 10 días de duras críticas y agrias polémicas, el Vaticano dio ayer un ultimátum a Richard Williamson, el obispo británico a quien Benedicto XVI levantó el pasado 24 de enero la excomunión junto a otros tres miembros del ultra-conservador movimiento lefevrista. O Williamson se retracta de «manera inequívoca y pública» de sus declaraciones negacionistas respecto al Holocausto o no será «admitido en las funciones episcopales de la Iglesia».
No obstante «El levantamiento de la excomunión ha liberado a los cuatro obispos de una pena canónica gravísima, pero no ha cambiado la situación jurídica de la Fraternidad San Pío X (la organización fundada por Marcel Lefevbre), que en la actualidad no goza de reconocimiento canónico por parte de la Iglesia», destaca el comunicado. El Vaticano advierte de que para que ese pleno reconocimiento tenga lugar es «condición indispensable» que los lefevristas reconozcan enteramente el Concilio de Vaticano II.
 
Anuncios

Acerca de Abad Husita

Teologo, Educador. Clerigo. Sacerdote Religioso Husita. Vivi hace muchos siglos, mi antecesor fue Juan Hus... y la Estrella de la Reforma... despues vino nuestro celebre Calvino.

Publicado el agosto 12, 2011 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: