Cartas de Martin Lutero

Ni los escritos mayores, ni muchas veces sus obras ocasionales, son válidos para trazar los sen­timientos, las reacciones, las preocupaciones profundas y las alegrías de Lutero. De ahí que ‑con las Charlas de sobremesa‑ las cartas constituyan el mejor instrumento para reconstruir su biogra­fía íntima. No sólo eso; como podrá observarse, algunas de las cartas incluidas en nuestra edición, son verdaderamente programáticas o encierran contenidos básicos de su teología y de la historia primera del «protestantismo».

El hecho de que se haya podido reunir en la edición crítica de Weimar el elevado número de unas 4500 indica lo que en realidad debió ser la actividad epistolar de Lutero, ya que, forzosamente, las pérdidas tienen que ser más que las recogidas en estos 14 volúmenes de la citada edición.

Hemos procurado ofrecer muestras de todos los tonos, cartas donde pontifica, anatematiza, donde se humilla ante Erasmo, donde brama contra él, cartas en las que expone sus convicciones, sus miserias, de invitación a fiesta de boda, donde salta la ternura ante el hijo, las llenas de humor a su Kete y las hermosas antológicas de la serie de Coburgo. Esperamos que el esfuerzo de selec­ción haya respondido a nuestra intencionalidad.

Las ediciones de cartas de Lutero que nos han servido de base han sido las siguientes. Las pu­blicadas ya por la edición Walch (tomo 21 de la primera, 21a y 21b de la segunda), a mitad del siglo xvni. La colección de M. de Vette ‑ J. R. Seidemann, Luthers Briefe, Berlin 1825‑1828, 1856. La más completa de L. Enders ‑ G. Kawerau, Dr. Martin Luthers Briefwechsel, 19 vols, Frankfurt­Stuttgart‑Leipzig 1884‑1907 1910, 1932 (incorporadas a la edición Erlangen). Todas las cartas consultadas han sido revisadas a la luz de los datos de la edición crítica de Weimar, Briefwechsel, 14 tomos, 1930‑1970. Nos han servido también, para aclarar muchos detalles, las correcciones de H. Rückert, Luthers Briefe, Berlin 31966 (tomo 6 de la edición CI), así como LW 48‑50 y Lab 8.

Para evitar reiteraciones y facilitar las citas, sólo ofrecemos la referencia obligada del lugar correspondiente a cada carta en la ya clásica y, por ahora, definitiva edición Weimar.

CartasLutero

Anuncios

Acerca de Abad Husita

Teologo, Educador. Clerigo. Sacerdote Religioso Husita. Vivi hace muchos siglos, mi antecesor fue Juan Hus... y la Estrella de la Reforma... despues vino nuestro celebre Calvino.

Publicado el octubre 24, 2010 en Alemania, Amistad, Cartas, Consejos Familiares, Consejos Politicos, Consejos Religiosos, Iglesia en Alemania, Martin Lutero, Teologia Luterana, Vida y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: