Es duro ser niño en Afganistán

Es+duro+ser+ni%C3%B1o+en+Afganist%C3%A1n

MADRID.- ( AGENCIALAVOZ.COM ) Hablar de violencia en Afganistán puede parecer casi una redundancia en un país donde los ataques de los insurgentes se intercalan con los actos terroristas de los talibán. Mientras el país espera a conocer los resultados que arrojen las urnas, una investigación ha tratado de evaluar el impacto que esa situación puede tener en la salud mental de los millones de niños afganos.

 

Y sus conclusiones no son muy esperanzadoras.
Hasta ahora, los estudios que se habían llevado a cabo en el país estaban centrados sobre todo en el efecto que la violencia continua podía tener en los adultos, que sufren altas tasas de ansiedad, depresión y estrés. Ahora, por primera vez, un trabajo publicado en la revista ‘The Lancet’ ha tratado de evaluar este mismo efecto en el caso de los niños de 11 a 16 años.
Según los datos que ha recogido por todo el país el equipo de Catherine Panter-Brick tras entrevistar a 1.011 chiquillos y otros tantos cuidadores (entre padres, madres y otros familiares cercanos), los problemas mentales de los niños afganos no están provocados únicamente por haber sufrido actos de violencia puntuales, sino que tienen más que ver con una tensión constante en su día a día (conflictos familiares, enfermedades, accidentes, pérdida de familiares…).
De hecho, los problemas psiquiátricos se asociaron mayoritariamente con el hecho de ser niña (con 2,5 veces más frecuencia que los chicos), haber sufrido al menos cinco actos violentos, que sus cuidadores sufriesen problemas mentales o que viviesen en la ciudad de Kabul. De todos los menores participantes, una cuarta parte de ellos sufría un probable trastorno psiquiátrico según las escalas empleadas por los investigadores.
Algo que no es de extrañar, si se tiene en cuenta que ocho de cada 10 había sido desplazado de su hogar por razones bélicas o económicas, que uno de cada 10 había perdido a uno o a sus dos progenitores y dos de cada 10 trabajaba después de las horas de colegio.
Precisamente la escuela es el clavo al que se aferran Panther-Brick y su equipo para asegurar que hay esperanza. A su juicio, una intervención terapéutica llevada a cabo en las escuelas, con profesores adecuadamente formados, podría ser la mejor herramienta para luchar contra los trastornos mentales en la infancia afgana.
A favor de esta idea apuntan el hecho de que, desde la caída de los talibán en el año 2000, la asistencia a los colegios ha crecido hasta el 64% en los niños de siete a 14 años, con especial demanda en el centro y el norte del país. La pega la pone en un comentario en la misma revista Andrew Dawes, de la Universidad de Ciudad del Cabo (Sudáfrica), que considera que este tipo de intervención no es posible en Afganistán. “[Es difícil pensar] que los profesores tengan el tiempo y los recursos emocionales para apoyar a los niños con este tipo de estrés”, apunta su artículo.
Siendo realistas, Panter-Brick señala que su estudio no trata de establecer matemáticamente la prevalencia de problemas mentales entre los niños de Afganistán, sino que trata más de bien de resaltar los factores que pueden estar detrás de este estrés psicológico, y que no siempre tienen que ver con los actos de violencia pura y dura, sino con las dificultades propias del día a día.

Acerca de Abad Husita

Teologo, Educador. Clerigo. Sacerdote Religioso Husita. Vivi hace muchos siglos, mi antecesor fue Juan Hus... y la Estrella de la Reforma... despues vino nuestro celebre Calvino.

Publicado el octubre 21, 2009 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: