La paternidad de lo eclesiástico en la herencia de lo eclesial

Desde hace algunos meses escribo cartas sin destinatario, cartas dirigidas a mi comunidad eclesial pero tambien viendo la eclesia global. Cartas sin sobre porque siempre estuvieron abiertas. Hoy he decidido publicar la primera carta. Que en vez de criticas nazca la reflexion. Saludos a todos mis hijos y mis tutores, a mis unicos Ps. y Psa.

Viernes 20 de febrero del 2009

La paternidad de lo eclesiástico en la herencia de lo eclesial

A la Comunidad Eclesial Comunidad Cristiana Vida en Abundancia

Carta a la Iglesia ubicada en Santiago de Surco, Lima – PERÚ

¿Qué es lo eclesial?

Comienzo declarando que hay una sola Iglesia, y las que existen físicamente, a las muy llamadas Parroquias o Iglesias Locales o Catedrales son comunidades eclesiales, y hay movimientos paraclesiásticos como las agencias misioneras o los albergues de niños con capellanía; todas estas son manifestaciones de la única Iglesia Invisible. Nuestra Iglesia es inter-confesional (entre las muchas ramas del Cristianismo no sectario), inter-congregacional y/o inter-denominacional (Reúne todas las congregaciones y/o denominaciones existentes).

Identidad eclesial

Mi carta se dirige a una comunidad eclesial en especial, no obstante, no pierde el mensaje trascendental para muchas otras, mi Comunidad Cristiana Vida en Abundancia.

Y es que si digo la comunidad no es que sea mía, sólo la describo, pero el mi no significa que la hago mía, sino que yo soy parte de ella, me identifico con mi comunidad, y no me importa si al costado mañana se edifica una edificio de veinte pisos del ministerio de Benny Hinn, o de Billy Graham, o si viene el Ps. Anabaptista Warren, del autor del libro Una Iglesia con propósito… Donde yo nací me quedo.

Perdida del principio eclesial

Cuantos hermanos piensan que las iglesias locales son un club, que puedes cambiar de club cuantas veces te de la gana, que en verano nos vamos a los Club’s de Chosica o de la Costa Verde, otros se van a divertirse a Asia, algunos a balneario de Ancón, y los felicito por eso, porque eso es buscar diversión, y no tiene nada de malo, y los demás lo ven como algo comercial, mas deseo decir que mi comunidad no vende papa, ni es una empresa para ir buscar intereses, ni mucho menos es un club’s, ninguna Iglesia local se debe considerar como una escala en la vida espiritual…

De joven me acuerdo cuando no tenía nada que hacer, buscaba a un amigo que vivía a diez minutos de mi casa, tomaba el bus para ir a su casa, lo buscaba para salir, y después íbamos los dos buscando a otros amigos que vivían mas cerca de mi casa… y así transcurría el tiempo caminando y charlando, a veces lo hacíamos, nos íbamos a algunas tiendas o centros comerciales que estaban en el camino… llegaba a mi casa y me despedía, y los demás debían volver de la misma forma que salieron. Así eran las escalas, solo se compartía momentos bonitos pero sin ningún compromiso para con nadie, solo el hecho de compartir nuestro tiempo, es decir, éramos no vagabundos sino mas bien unos trotamundos.

Los trotamundos de la orbe eclesial

Creo que mi comunidad se ha perdido un poco el sentido del nombre, de vivir en comunidad y de ser verdaderos hermanos, pero no en todos, sino en algunas personas que nos visitan, porque llamarlos miembros seria ir en contra de su modo de pensar de ellos. Los trotamundos de la orbe eclesial. Muchos se estiman tan espirituales que según ellos merecen visitar toda comunidad eclesial, toda la orbe eclesial.

El rechazo de lo eclesiástico anula la existencia de lo eclesial

Mi pregunta seria y qué de lo eclesiástico, es decir, que toda comunidad Eclesial tiene lo Eclesiástico ([1]) que son las autoridades. Acaso se puede ser parte de lo eclesial sin tener a alguien eclesiástico.

¿Cómo puedo ser hijo sin tener padre? ¿Cómo puedo ayudar a alguien si no entiendo a donde quiere llegar? ¿Cómo puedo decir que amo a la iglesia sí la primera ayuda a uno mismo es la constancia? ¿Cómo puedo ser fiel a Dios si soy infiel como discípulo? ¿Cómo puedo amar a Dios quien no se deja ver si no quiero ni a mis padres eclesiásticos? ¿De que vale ir a varias comunidades eclesiales si no soy parte de ninguna de ellas?.

Tal vez conozcas hasta ahora a mil pastores, a miles de hermanos, a cientos de templos, decenas de versiones de Biblias, centenas de discípulados, de manuales para nuevos creyentes… pero ¿Acaso has acabado el discípulado completo? ¿Acaso el fin de ser discípulado no es discípular a otros? ¿Cómo pretendes discípular si ni te dejas ser enseñado por otros?. Hay cosas que no entiendo, y no es porque sea bruto, sino que no puedo ir en contra de las palabras de Cristo. Cristo habla de dar fruto, del verdadero discípulado.

El hijo siempre volverá a su padre reconociéndolo como tal

Los que vuelven sean bienvenidos, entran y hablan con su padre espiritual (eclesiástico) y le pide perdón por haberse ido de la casa. Pero hay perros en todo sitio, que entran y salen. Aquellos que viven vidas sin fruto deben ser enderezados o ser cortados porque tales vidas infructíferas sólo están llenas de soberbia.

El hijo prodigo malgasto sus bienes recibidos por una herencia adelantada. Así hay muchos en esta vida como laicos. Si haber alcanzado una madurez deciden ser ellos mismos sus guías espirituales; malgastan toda la enseñanza dada por su padre espiritual, la distorsionan, otros se aprovechan de tales enseñanzas, algunos se creen ya sabihondos con tan solo haber leído unas decenas de libros teológicos… y se van sin avisar, se van sin despedida digna… pero felicito a quienes que vuelven a su padre espiritual y le dan la honra debida y deciden vivir bajo su paternidad.

Lamentable es que algunos piensen que la iglesia es un club, aquellos que piensan son sólo visitantes, trotamundos de la orbe eclesial, no se desarrollaran solo van por la vida buscando calmantes, paliativos a sus necesidades espirituales, haciendo escalas por la vida, olvidándose de construir un hogar bajo la roca.

La herencia de los eclesiásticos

Y es que todo fue engendrado, si hasta la nada fue algo por aquel que tiene el poder de convertir la ausencia en alguna presencia, aquel poder creador emana sólo de él. Nadie puede derivar de la nada al menos que se crea, y es ilógico y harta soberbia en su espíritu, el ser superior.

Nadie puede ser padre sin haber sido hijo. Nadie puede reclamar formar parte de alguna comunidad eclesial sin primero no haber comprendido el mensaje de las ramas en Cristo. Que todos somos pámpanos. Nuestra fe no deriva de la nada, existe mensajeros humanos, es decir, todos somos parte de la gran comisión, es que derivamos de ella.

Todos derivamos del evangelio que no es sólo bíblico sino también histórico. El que niega su historia no podrá desarrollarse. El que niega a su padre su lampara se le apagará. Todos somos herederos, si es que hemos y tenemos un padre, no sólo progenitor. Fácil es haber sido concebido y andar sin tutela de nadie y supuestamente al libre albedrío. Debemos recobrar nuestra paternidad, ¿Dónde esta nuestra herencia? ¿De donde viene nuestro evangelio? ¿Reconocemos el mensaje y los mensajeros enviados? ¿Creemos en la gran comisión sin mensajeros? ¿Reconocemos que existe nuestra comunidad eclesial sin los eclesiásticos?.

Los huérfanos espirituales son porque quieren serlo

Cuántos piensan que cambiar de casa creara estabilidad. ¿Acaso el bebe reconocerá su biberón y su leche en formula si le paran cambiando el biberón y le dan las muchas marcas de formulas? ¿Acaso uno aprenderá a manejar bicicleta si le dan a manejar cada día un modelo diferente? ¿Acaso si tenemos miopía veremos bien si usamos unos lentes con medidas diferentes cada semana?.

¿Dónde estamos? ¿Queremos llegar a ser maduros por medio de la vacilación? ¿Queremos ser fieles a Cristo siendo infieles a nuestro hogar eclesial? ¿Queremos crecer ministerial y/o espiritualmente cambiando cada año de cobertura ministerial y/o espiritual?.

Ser un calientabanca en el hogar eclesial, estando pasivos a los desafíos de las muchas homilías, no ser parte de la gran comisión callándonos (ya que muchos dicen que predican pero ni a uno lo han traído a su hogar eclesial), no poder colaborar en algún ministerio eclesial, no poder llevar el entrenamiento espiritual en nuestro Centro Parroquial; no significa estar ocupado, ni mucho menos ser un hermanito carnal, o un desganado espiritualmente, o un bajo de autoestima, no es que estamos super ocupados. ¡No! No existen justificaciones, no es que seamos lento para las cosas espirituales, o que nos falta años para actuar… no es eso, es falta de voluntad, y tal actitud tiene un nombre solamente: Rebeldía.

Conclusión

Donde nací me quedo.

Donde estoy creceré.

Donde crezco me expandiré.

Siempre bajo la tutela de mi padre espiritual.

Tengo herencia porque tengo su paternidad.


([1]) Eclesaistico significa Clero, el clero de la Comunidad Eclesial es el padre espiiritual. Eclesial viene a ser lo que es parte de, en este caso la unica Iglesia Cristiana. Laico es el congregante identificado con la Comunidad Eclesial, y por ello es un laico militante de la gran comision.

Anuncios

Acerca de Eleuteros

Gracias Totales.

Publicado el agosto 31, 2009 en Apologia - Eclesial, Biog. Christian Torres, Cartas, Consejos Religiosos, Evangelismo, Iglesia en el Peru, Jesed - Literatura, Peru, Reflexión, Teo. Jesed Husita y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. EXCELENTE TEMA. ME IMPACTA SABER QUE DONDE ESTOY CRECERÉ.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: