Algunos de los rasgos esenciales del fariseismo

Hemos dicho que Pablo es fariseo y por eso vamos a ver brevemente algunos de los rasgos esenciales del fariseismo.

 

  1. Nacido en el siglo II a.C., era un movimiento laico que pretendía formar una comunidad de hombres puros en el interior de Israel.
  2. La palabra parush (de donde viene “fariseo”) significa “separado” y se emplea como sinónimo de “santo”‘ (qadosh).
  3. En tiempos de San Pablo, el movimiento no contaba más que unos 6.000 miembros (cfr. Flavio Josefo), agrupados en cofradías, pero ejercía una influencia cada vez mayor en la población gracias a los doctores.
  4. Considerando que todo el pueblo estaba llamado a la santidad, los fariseos exigían la aplicación para todos de las leyes de pureza, válidas primitivamente sólo para los sacerdotes en las funciones del templo.
  5. Los fariseos se distinguían por la observancia rigurosa de la ley del sábado y de las prescripciones sobre los diezmos.
  6. A diferencia de los saduceos que se atenían a la ley escrita, los fariseos concedían mucha importancia a las “tradiciones de los padres”, que hacían remontarse al mismo Moisés.

 

Los fariseos -o separados- recibieron el nombre de “hassidim”, los piado­sos, por el rigor con que cumplían la Ley y la Tradición, que imponían también a los demás. Tenían por una gracia muy singular de Yavé y fuente de gozo el estudio de la Ley y la aceptación de sus cargas. La Haggadá y la Halachá venían a ser para ellos como un desarrollo de la Torá.

Gozaron de gran consideración e influencia en el pueblo por su fideli­dad a la Torá; y la crítica que hace de ellos el Evangelio, resultaba extraña a sus contemporáneos. Jesús mismo, en su piedad judía, siguió las líneas fun­damentales trazadas por su espiritualidad, aunque no sus formalismos. Veían en el pecado la grave transgresión de la voluntad de Dios, y sólo la responsabilidad individual podía in­ducir al arrepentimiento y cambio de conducta. A pesar de su legalismo, se manifestaban abiertos a novedades religiosas, lo que les movió a impo­ner al pueblo reglas que no estaban en la ley de Moisés, conciliando así el viejo yavismo con las novedades que a su juicio imponían los tiempos.

Entre sus creencias, admitían ánge­les y demonios, alentaban la espe­ranza de la resurrección y esperaban el pronto advenimiento del reino de Dios. Mantenían las ilusiones nacio­nalistas de Israel, resistían a la conta­minación cultural y aún religiosa he­lenística, y consideraban necesaria la independencia política como con­dición para el mejor cumplimiento de sus cometidos religiosos. Amados de unos, rechazados de otros, ocupan una situación preponderante en tiem­po de Jesús. Del fariseísmo salían los mejores escribas, exégetas y juristas, ya que mantenían escuelas propias, que produjeron posteriormente la obra ingente del Talmud.

____________________________________________

Fariseos Ayer y Hoy…

Por el Creyente

He oído decir algunas personas que fariseo es sinónimo de “hipocresía”, y puede ser que tengamos esa noción en nuestro léxico por causa de los prejuicios que tenemos acerca de este grupo que dejó en la historia en el tiempo del Mesías. La Real Academia Española dice en segundo y tercer terminó para Fariseo como: 2. m. Hombre hipócrita. 3. m. coloq. Hombre alto, seco y de mala intención o catadura. Y hay cantidad de ejemplos que abundan para comparar al Fariseo con el ogro, el duende, el troll etc. Hasta llevarlo a personificar con el judío actual como hombres mezquinos, agarrados y de mala fe. Disimuladamente todo nos lleva a un antisemitismo genuino que se sigue extendiendo como una mancha cancerigena.
La palabra Fariseo Perisha en arameo, es la denominación del hebreo

Perush,(separatista entre piadosos y pecadores) se convirtio en una secta entre los Judíos y duro como un partido político influyente que tenia sus albores desde el partido Jasidim, quienes lucharon juntamente con los Asmoneos y quienes fueron después los sucesores de la dinastía Macabea.
La rama de los Perushim pertenecian a la clase media del pueblo. Sus enseñanzas marcaron los estilos y el compromiso nacional para todo Israel, no importando el status social de las personas, sin embargo habían doctrinas extremas o “legalistas” entre ellos y, en vez de hacer una práctica accesible imponían “carga sobre carga” que ellos mismos no podían llevar. ¡Atención! dije que algunos de ellos y no todos ellos. Existían particularmente 2 escuelas o casas de búsqueda que impartían las opiniones de Hillel y Shamai, quiénes llevaron a la cúspide las discusiones más relevantes para las negociaciones prácticas. El Pirké Avot 5:17 dice:
“Toda disputa que es en aras del Cielo, está destinada a perdurar…

Refiriéndose a las disputas de estas dos casas.

Está tradición comenzó hacer parte desde la vida de la “Asamblea o el Kneset” que constituyo Ezrá y su corte, para conservarlas en el pueblo con todo en sus formas y estilos. Desde Simón Hatzadik, Antignos, Yosef Ben Yoezer, Yosef Ben Yohanan, Yéhoshua Ben Perahia y Nitai HaArbel, Yeoshúa ben Tabah y Shimon ben Shataj, Shemayah y Avtalión hasta Hillel y Shamai donde los núcleos de interpretación biblica comenzó hacer parte de la vida cotidiana y en las escuelas públicas.
La enseñanza de Hillel era más tolerante y accesible que disponia de una interpretación solida para guardar los mitzvot (mandamientos). Mientras la enseñanza de Shamai por el contrario, bajo el rigor del ritual y el concepto fomentó una educación severa de la Torá. Nota: Para esta escuela el Reino Mesiánico se aproximaría cuando no hubiera borrachos y prostitutas; las personas indeseables.


El círculo de los Perushim (fariseos) se dio conocer desde el tiempo de Yohanan Hircano, cuando en el banquete que habia dispuesto a sus amigos fariseos Eleazar le reprocho el cargo de Sumo Sacerdote; esta amonestación fue porque Hircano se desempeñaba como Rey y Sacerdote al mismo tiempo en Israel. La arrogancia lo llevó romper toda amistad con los fariseos y castigar a Eleazar con el azote.
El término también podría haber sido un apelativo confuso de el extranjero, como sucedió con los “protestantes” en los tiempos de Martín Lutero (Quién no precisamente protestó contra la Iglesia Católica sino contra meras indulgencias).
Hillel y Shammai son algunos de quienes se les ha calificado como fariseos y a sus escuelas politico-religiosas donde se ciernen por el control doctrinal. Los fariseos eran las escuelas más respetadas en cuanto a su ortodoxía, por ende, con un alto criterio nacional; Flavio Josefo dice que son los que más de cerca se llegan a la secta de los estoicos entre los griegos. El hecho es que no todos se consideraban así mismos fariseos pero eran atraídos por el programa político, el cual tenía una riqueza tradicional que puso el modelo de las costumbres en el judaísmo.

No hemos visto el lado fuerte del Fariseísmo, sino el lado negativo y abusivo. Los discípulos de esta escuela dieron forma incluso a las enseñanzas mas concurridas del cristianismo, aún cuando algunos de sus representantes eran personas excepcionales e importantes; nadie dio honra a aquellos que en el nombre de Fariseo quedaron sin justicia. De alguna forma ellos se quedaron como una figura indeleble del pensamiento hebreo y, que incluso hasta sus enemigos hoy en día podrían quedar agudizados por sus criterios razonables, aproximada a una vida espiritual ejemplar. Es la hipocresía y la mentira lo que afecta no solo a los círculos religiosos que los lleva a la quiebra y desprestigio, también es un mal social.

En la deformidad de este calificativo, se ha llevado una lectura impropia y mal difundida por los lexicógrafos del Nuevo Pacto, el cual no expresa a ningún fariseo como: Hombre vanaglorioso de la justicia o la ley; persona que “dice bien pero no hace o lo hacen mal”, lengua larga, ladrón, injusto, orgulloso; a comparación de otros tiempos generación de víboras que no escaparían de un juicio, falto de fe e inmisericordioso.
Sin embargo los políticos de esos tiempos no difieren de los actuales, los religiosos de esos tiempos no difieren de los anónimos que viven como parásitos de la religión “cualquier nombre que encaje”. Personas excepcionales y cultos entre los fariseos vivieron en ese tiempo y ninguno de ellos negó la eficacia de la Torá ni su promulgación. Probablemente la acusación del Rabino Yahshúa confrontaba a los del grupo de Shamai y no al grupo de Hillel, por las diferencias expuestas. En el Nuevo pacto vemos muchas veces coincidir al Mesías con gente partidaria de esta rama, pero notamos la mutua creencia de la ley, de la resurrección de muertos, de los mensajeros celestiales y las puertas abiertas al gentilicio que era parte de la pregona del Mesías quien repitió aquella famosa frase de Hillel, cuando un gentil le dijo que se convertiría en Judío, si le enseñaba la Torá mientras el se sostenía sobre un solo pie, Hillel contestó:
“No hagas a tu prójimo lo que es odioso para ti: esa es toda la Torá. El resto es comentario… ve y estúdialo”.

Por lo cual la mayoría de los creyentes en el Mesías también estaban inclinados de lado Hilleriano por el aforismo moral que era comprensible al espíritu. La intención no era decir que la Torá es una frase, Hillel solo hizo un resumen de ética, de lo contrario los griegos, helénicos y de otras naciones hubieran aceptado sus verdades. Pero la frase se dio para respuesta a un comentario inusitado de un pagano. La Torá abarca mandamientos expresados en rituales y una gama austera de justicia no solamente con las personas sino con el servicio personal a Élohim.
De la escuela Hilleriana vinieron las resoluciones prácticas para dar origen a la Halajá (manera de conducirse). Para los Delegados vino el Nuevo Pacto, para completar la promesa del Maestro Yahshúa en una forma de justicia conocida como la Gracia. Hablaremos de esto en otra ocasión.

¿Qué podremos decir de ese estilo de teología antisemita de los cristianos? De las ironías de la vida podremos encontrar aquellas teologías dislocadas del cuerpo, que no funcionan bien y esperan podrirse en argumentos. Si la ley feneció para los dispensacionalistas, ¿Cómo entienden que no se debe matar, robar o acusar falsamente? Lo entienden porque la ley lo expresa así. Para afirmar el error lo han dividido en ley moral y ley ceremonial diciendo que ha terminado “el ritualismo”, la separación de los alimentos impuros, shabat y las ofrendas y esta en parte terminó porque no hay un “templo” ni un sacerdocio, pero habiendo uno seguiría siendo parte de un mandamiento, mientras “Shabat” (día del reposo) es calificado como un decreto perpetuamente o para siempre como ningúna otra prescripción. Cualquier persona aún la más ignorante sabe que pecado es “transgresión a la Ley de Elohim” ¿Cómo es que entienden que si usted transgrede una ley o una norma federal, institucional, jurídica no será parte de una sanción y una sentencia? Una ley de hombre sigue siendo una norma irrevocable para cualquier sociedad, mientras la Torá de

YAH es discriminada como “cosas de judíos”.
A veces resulta que los “cristianos” con este tipo de enseñanza son más legalistas, más ignorantes e hipócritas que los mismos Fariseos del primer siglo. Si el Mesías estuviera aquí diría algo similar a esto:
¡Ay de ustedes cristianos hipócritas!, ustedes quitan la Ley para poner sus interpretaciones por encima de mis dichos. Pues yo no he venido a prohibir la Torá sino a completarla. Ustedes son sepulcros blanqueados que se hacen salvos y agraciados por la gracia, mientras viven en desgracia dentro de ustedes haciendo lo que no deben. ¿O no saben que la Torá es buena cuando se usa correctamente?.
Un legalista es:

 

 

 

  1. Quien pone su opinión por encima de la legislación.
  2. Que busca su honra y para hacerlo necesita predicar su justicia.
  3. Ignora abismalmente la Ley.
  4. Aparenta santidad mientras por dentro esta enfermo (sin ley).
Los fariseos era un claustro de políticos donde se encontraba de todo, por lo cual no seria novedad que algunos de ellos no tenían la menor idea del mensaje del Tanak.
¿Pero es para todos la ley? No. Solo para aquellos que van como aquel gentil a estudiarla, pero son descartables sus prácticas cuando aún no tienen ninguna obligación de hacer lo que no saben.
Todos tenemos un amorfo fariseo interno. Porque si se parara un fariseo de esos que contradecían al Mesías en el pasado, saldría más libre de juicio que los hombres que están siguiendo doctrinas destructivas de la actualidad.
Cuando el Nuevo Pacto comenzó su operación por medio del Mesías, Jeremías dejó en claro que la Torá que quiere decir instrucción, se depositaria en el corazón de los hijos de Israel, esto es una verdadera alma viva. Ezequiel mira como huesos muertos aquellos Israelitas norteños dispersados, dándoles un cuerpo y aliento de vida. La Palabra de YAH es aliento y es vida.

 

http://elrincondelcreyente.blogspot.com

 

 

 

 

Acerca de Abad Husita

Teologo, Educador. Clerigo. Sacerdote Religioso Husita. Vivi hace muchos siglos, mi antecesor fue Juan Hus... y la Estrella de la Reforma... despues vino nuestro celebre Calvino.

Publicado el septiembre 24, 2008 en Cultura, Ecumenismo, Educacion, Fariseismo, Fe, Historia, Israel, Religion y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Benditos por los que optan por el camino del supremo. Shalom.

    Me gusta

  2. Hola, hermano yo no soy un teólogo, sin embargo soy un escudrinador de las Escrituras, al que le apasiona hacer un estudio más profundo para la interpretación bíblica que la que se suele hacer hoy en día en los seminarios protestantes. En mi blog (no apto para neófitos) escribo sobre mi reflesiones bíblicas. Puede que usted no esté de acuerdo en todo lo que escribo de cualquier modo me gustaría conocer su opinión. Los posts no son muy extensos para que se puedan leer sin emplear demasiado de su tiempo. Dios le bendiga, espero su respuesta.

    http://www.inste.info/rosh

    Me gusta

  3. Todá Rabá , por estos hijos tuyos Elohím que se atreven a manifestar lo que Tu pones en sus corazones para Tu Pueblo amado, tu remanente…..sé de ley porque trabajo en justicia y entiendo perfectamente las consecuencias cuando se transgrede , peor es aún y será para los que transgredieron la Ley de Elohím .Hay muchos fariseos aún hipócritas que cierran a los hombres el Reino y no entran ellos y no dejan entrar a los que han encontrado el Camino Verdadero. Hay de los fariseos que devoraís las casas de las viudas…..hay …..vale más el oro para ellos …..que el templo humano….y que siguen colando el mosquito….que siguen limpiando la copa …….que diezmáis….la menta , el comino….y dejan lo mas grave de la Ley…la justicia ,la misericordia y la lealtad ( salvación) GUIAS DE CIEGOS …..
    GRACIAS MUY BUENO LO QUE ESCRIBIÓ CONTINUE ADELANTE SEA OBEDIENTE….shalom

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: