EL PAPIRO MAS CITADO: P52

Estudie este papiro ya que algunos dicen que data del siglo II. Según los especialistas, los papiros de mayor interés son el P45, el P46 y el P75. Por ser los más antiguos, es también de destacar el papiro P52. Algunos papirólogos no le toman en cuenta el p52 ni lo citan, mas muchos hablan de él, esto hizo pensar en mi el por qué algunos no lo quieren citar si es el mas antiguo.

A. EL HALLAZGO Y SUS CONSECUENCIAS:

– En 1935 el papirólogo inglés Colin H. Robert publicó un fragmento de papiro procedente de Egipto, perteneciente al inventario de la Biblioteca Jhon Ryland de Manchester, al que descifro como Juan 18:31-33 y 18:37-38, con una datación del año 125 D. C..
– Unos años antes Frederick G. Kenyon publico los papiros de Chester Beatty P45 y P46, en esto papiros había casi los 4 evangelios y varias cartas paulinas. Mas estos papiros de Chester datan del año 200 D.C. aprox.
– No se había olvidado el hallazgo de Constantino de Tischendorf, quien en 1844 y 1859, en el convento de Santa Catalina situado en el Sinaí, había descubierto el Códice Sinaítico, este Códice databa de la mitad del siglo IV.

EL P52 SUPERO ESTOS HALLAZGOS POR DOS CAUSAS:

Primera
– Por ser el mas antiguo documento conservado de un texto neotestamentario.
Segundo
– Por ser del año 125 cambio la fecha en que se databa el evangelio según san Juan, se databa bajo influencia de la Escuela de Tubinga en el año 175. Así que con este hallazgo el evangelio según san Juan se hizo más antigua. Debido a la procedencia egipcia había que conceder un espacio de tiempo para la divulgación del evangelio, su aceptación y finalmente su copia por la iglesia de Egipto. Este hallazgo hace que el Evangelio según Juan se date no mas del año 100 aprox.

B. MEDICIONES:

– Mide 8,9 x 6 cm. El papiro, con un texto de 6,4 x 5,8 cm.
– El material es mas que suficiente, ya que en lado A hay 56 letras y en el lado B hay 49 letras. Cada lado tiene 7 líneas.
– Se puede completar fácilmente parte de las palabras características como ioudai (oi) en el lado A línea 1, o mart (yreso) en el lado B líneas 2-3 y alethe (ias) en el Lado B línea 3.
– Es cierto que este papiro sólo aparece la letras y no las palabras que suponemos, mas las palabras “testimonio” y “verdad” hacen que el lector que conoce la Biblia piense en seguida en el evangelio según Juan. Es de ahí que se obtiene de hecho como único pasaje posible Jn. 18:31-33 / 33:37-38.
– Consultando entonces una edición completa del texto griego se puede completar las letras que faltan y combinando los dos lados se puede calcular el tamaño de la pagina original completa e incluso la extensión de todo el evangelio en este manuscrito.
– Esto hace que cada pagina completa de este manuscrito tenia casi 18 líneas por pagina, con una promedio de 30 letras por línea. Dicho de distinto modo, cada pagina media casi 21,5 x 20 cm. Y el evangelio completo tenia 130 paginas, un códice manual.

C. LOS DETALLES TEXTUALES DEL P52:

– El procedimiento de hacer comparaciones entre manuscritos se llama “colacionar”, deriva del latín collatio que significa confrontación o establecer analogías.

ACTUALMENTE SE DEBE HACER MENCIÓN EN PRIMER LUGAR A TRES PUBLICACIONES DEL TEXTO GRIEGO:
1. La vigésimosexta edición de NESTLE ALAND (Novum Testamentum Graece), estas ediciones criticas dan el mayor índice de variantes textuales que ofrece la historia manuscrita.
2. La GREEK NEW TESTAMENT, tercera edición de la United Biblia Societies, es casi igual que la Nestle Aland, ofrece un aparto critico menos vasto pero en compensación tiene un valioso suplemento (a Textual Comentary on the Greek New Testament), en la cual viene expuestas minuciosamente las razones de las decisiones critico-textuales en los lugares difíciles.
3. “THE GREEK NEW TESTAMENT ACCORDING TO THE MAJORITY TEXT” (1982) editado por Zane Hodges y Arthur Farstad, exégetas del Nuevo. Su relación sigue el llamado Texto Bizantino, el texto bizantino es aquel grupo de manuscritos que contiene el 95 % del contenido de los manuscritos conservados, cuyo valor real ha sido siempre de controversia .

– Estas tres ediciones citadas constituyen la base del trabajo de coalicionar. Al comparar el P52 con estas ediciones afloran algunos diferencias: EL manuscrito presenta itacismos, concepto que deriva de la pronunciación de la -e- como -i-, muy divulgada ya en el griego del tiempo neotestamentario. Es mas, no sólo la -e- se pronunciaba como -i- sino que también la combinación -ei- tenia el mismo sonido de la -i- igual com las letras -y-, -ei-, -ai-; también sonaban igual -oi- e -yi- y el mismo sonido tenían también -o- y -õ- de modo que cuando uno era se le dictaba era muy fácil caer en equivocaciones de audición, que en ocasiones alteran el sentido de la oración o palabra, principalmente al cambiarse formas temporales, por ejemplo un futuro por un presente o viceversa. En manuscritos neotestamentarios -ei- se halla con mucha frecuencia confundido con -i-, mas la mayoría de los casos no causan problemas. En el P52 los itacismo no causan tampoco mucho problema, ya que por el contexto se deduce cual es la equivocación. En él hallamos: en la línea 1 del lado A en lugar de hemin, hemein con total itacismo; exactamente lo inverso en la línea 4, en la que el P52 ofrece iselthen en lugar de eiselthen.

POR ENCIMA DE ITACISMOS HAY DOS DISTINTIVOS DE LA FORMA DEL TEXTO INTERESANTES:
1. La colocación de las palabras en 18:33. el texto Bizantino, tal como lo ofrece también la edición de Hodges y Farstad, presenta al inicio del versículo esta secuencia: Eiselthen oun eis to praitorion palin ho Pilatos (“Entonces entró Pilato de nuevo en el pretorio”), es decir, aquí la palabra “palin” (de nuevo), está después de “en el pretorio”. Además de los manuscritos del texto Bizantino, tanto el p60 como otros diversos códices independientes testifican esta secuencia de palabras; así, el Sinaítico, el Alejandrino (que en cuanto a los evangelios es considerado comúnmente entre los testigos del texto Bizantino) el manuscrito 087, la llamada familia 1 de minúsculos del siglo XXI, de la Biblioteca Universitaria de Basilea, y hay mas, que son pocos, pero estos son los principales.
Mas en P52 el -palin- se da en el inicio, es decir, antes de eis to praitorion. Aunque la parte del texto que contiene palin no se haya conservado en el fragmento del p52, no obstante la línea 4 del lado A finaliza en su parte visible, con is (elthen) y la línea 5 empieza con rion (que es continuación de praitorion) ho P (ilatos), por lo cual la colocación de palin en el texto puede ser establecida sin ninguna duda.
Otro manuscrito del evangelio según Juan que le sigue antigüedad, el p66, coloca palin también al inicio. A diferencia del p52 el p66 se ha conservado casi en su totalidad y se puede datar 250 a.C.; habiendo sido escrito por pocos decenios de p52 otros Códices más tardíos se asocian con esta variante, ante todo el Vaticano, el Codex Regius, el Washingtonensis, el Sangallensis, el manuscrito Vaticano 054, el manuscrito de Berlín 0109, la llamada familia 13 con minúsculos del siglo XIII de la Biblioteca Nacional de Paris, aunque hay más, que son pocos, estos son los mas importantes.
No sólo el texto Bizantino, que supone el 95% de todos los manuscritos, sino que también algunos de los más importantes manuscritos independientes coinciden en posponer el palin, tenemos motivos suficientes para apoyar esta variante como la mejor atestiguada y para considerar como una intervención estilística, más tardía, la otra secuencia que se halla en p52, p66 y en sus “derivados”, pues el hecho de que p52 y p66 , los dos manuscritos más antiguos conservados, ofrezcan la anticipación de palin no tiene que ser ningún contra-argumento . La antigüedad de un manuscrito no significa que sea igual que el original. Manuscritos mas tardíos pueden muy bien llevar al manuscrito original, de lo cual tenemos muchos ejemplos en la literatura grecolatina extabíblica. A pesar de que p52 fue escrito a muy pocos decenios del manuscrito original esto no significa que sea totalmente al texto original. Lo mismo se puede decir de p66, donde sus muchas equivocaciones ya son conocidas.
La credibilidad del evangelio de Juan no tiene demasiada importancia saber si palin se pospone o antepone; ésta no es una cuestión de precisión gramatical sino de sensibilidad estilística del evangelista Juan en este pasaje. Sin embargo, la particularidad textual del p52 nos indica que las decisiones del editor al elaborar nuestras actuales ediciones textuales no deben hacerse a la ligera incluso en los mínimos detalles. Cada punto exige siempre un nuevo examen de todos los documentos.
Los motivos obvios de las versiones “Nestle-Aland” y del “Greek New Testament” de la United Bible Society hayan optado por la anticipación de palin es porque tienen un escepticismo (desconfianza) de base contra el valor del texto Bizantino, al que hay que añadir la sobrevaloración del Codex Vaticanus (que generalmente en los casos dudosos es considerado más valioso que el codex Sinaiticus) y finalmente un respeto que no disminuye sino mas bien crece, ante los manuscritos de papiro mas antiguos que tenemos y, mas aun, cuando, como aquí, los dos mas antiguos (p52 y p66) testimonian una misma variante con unanimidad, se llega obviamente y de modo casi automático a la decisión de la anticipación de palin. Según la lógica esta decisión puede ser la más justa pero no lo sabemos con plena seguridad.
2. El p52 no ha logrado imponerse, ya que se encuentra aislado en el amplio campo de la historia de la tradición y se tiene un temor a poner como base del texto editado, la variante de un solo manuscrito frente a todos los demás. Este segundo distintivo es la omisión de dos palabras -eis touto- (“para esto”, “para este fin”) que es la segunda vez que aparece en la segunda parte del versículo 37, es decir, en la línea del lado B. La parte de la línea en cuestión no se ha conservado pero podemos averiguar el promedio de letras por línea, con la ayuda de las otras seis líneas y de las siete líneas del lado A.
Así tenemos una proporción esticométrica cuyo promedio asciende a 29/30 letras. En el lado B cada línea es como sigue:
Línea 1 : 29 letras,
Línea 3 : 29 letras,
Línea 4 : 29 letras,
Línea 5 : 30 letras,
Línea 6 : 28 letras y
Línea 7 : 31 letras.
Presuponiendo que la línea 2 del p52 hubiera tenido ambas palabras eis touto, la línea habría constado de 38 letras, prolongación no imaginable. En cambio, sin eis touto, la línea es de 30 letras, lo cual cuadra perfectamente con la medida de las restantes líneas.
Esto no es una odisea, con o sin eis touto, el sentido de la frase se entiende perfectamente y no se modifica en nada la idea. Si la “omisión” en el p52 tiene algún interés, es por el siguiente motivo: Los editores del texto griego del evangelio según Juan (y los que lo usan) tendrían que plantearse si el texto original del evangelio era conciso, escaso y moderado en el uso de las palabras, quitando, por tanto, a la duplicación. En este caso el p52 conservaría la modestia, sencillez estilística, mientras que la dicha duplicación que es un énfasis de los demás manuscritos implica una imposición más tardía; o es al opuesto, si el escriba de p52 al elaborar su copia dejó las dos palabras inadvertidamente.
Quien usa las tres ediciones standard del texto griego (las tres ediciones ya citadas), apenas se dará cuenta de ello. En ellas no se encuentra ni la más ligera insinuación de que el manuscrito más antiguo omite estas dos palabras. No se menciona para nada lo que posiblemente como fue la escritura del texto original.
Antagónicamente (opuestamente) cuando se lee la traducción de Martín Lutero, tanto si se consulta su última edición de 1545 como su nueva edición en 1984, se tiene la sensación de que todos los manuscritos coinciden en el p52: “para eso he nacido y he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad”, como se ve aparece sin la duplicación. Pero quienes usan la Biblia de Zurcí o la traducción alemana “Einheitsübersetzung” se ve las duplicaciones. En ambas se puede leer: “para eso he nacido y para eso he venido al mundo” . ¿Se puede decir que Lutero estaba más cerca del texto original aunque no tuviera el p52? Tal vez, no lo sabemos. Mas en las próximas ediciones del Nuevo Testamento Griego se debe integrar, al menos en los aparatos críticos, lo que posiblemente es la composición original de la oración.
Nadie debe emocionarse si un día se declara que el texto del p52 fuera idéntico al texto original, los itacismos no constituyen ninguna objeción en contra, pues así se hablaba, se oía y se escribía en amplios círculos, ya en la época del evangelista que con toda seguridad no era ningún entendido en filosofía clásica.
Debe quedar públicamente que esto no es ninguna apología del p52 como testimonio del texto original. Es mas que nada una indicación de que los detalles y distinciones de este manuscrito son un consejo para no colocar nuestras detalladas ediciones criticas actuales en el estante de insignias, victorias del conocimiento científico, como si dieran la máxima seguridad de contener el texto original. Esto no debe hacer dudar sobre la certeza de las versiones en español un motivo de escepticismo sin de máxima confianza, pues si existiera un único tipo de manuscritos idénticos en todo, se puede sospechar entonces que ya ahora todo hubiera sido armonizado y purificado. Tales intentos han existido siempre en la historia de la iglesia, muchas sectas dicen que tiene el texto original de la Biblia, pero se ha impuesto la pluralidad en la unidad y la unidad en la pluralidad. No tenemos sólo el evangelio según Mateo sino también según Marcos, Lucas y Juan, y cada uno con sus matices convenientes. No tenemos sólo cartas paulinas sino también de Santiago, de Judas. Tenemos mas de 5000 manuscritos del Nuevo Testamento, y que de cada escrito existe un texto original; hoy sabemos que el texto original ha sido copiado con más cuidado y fidelidad que cualquier otro escrito de la antigüedad.

D. ELEMENTOS BÁSICOS PARA LA DATACIÓN:

– El p52 fue datado en el año 125 aprox. Por su editor Colin. ¿Cómo es posible la datación de manuscritos si ninguno de ellos tiene fecha?.
– El análisis por medios químicos o también por el método del Carbono 14. solo nos pueden decir la antigüedad del material mas no de la época en que se escribió. Las filigranas son también útiles para la datación mas son inservibles para papiros y pergaminos, ya que el papel se impuso hasta el siglo XII, y las filigranas son usuales sólo a fines del siglo XIII.
– Los materiales utilizados a simple vista no nos dan datos exactos a simple vista y los análisis químicos dañan al material y mas si son pedazos como en el caso de p52. Por eso tenemos solicitamos la comparación con otros manuscritos. Este procedimiento es de mucho utilidad, pues existe infinidad de manuscritos extrabíblicos (cartas privadas, decretos oficiales y documentos semejantes) que o bien están datados con exactitud o bien lo pueden ser por medio de acontecimientos conocidos (p. e. El año de gobierno de un cesar o de un cónsul).
– Si se toman las características de la escritura de los papiros datados y se compara con papiros no datados, que muestran las mismas o semejantes características, se puede dar la cronología en estos manuscritos no datados. Con este sistema podemos afirmar que el estilo de un determinado manuscrito es de la etapa inicial o de una fase decadente. De la misma manera podemos saber si el que escribió el manuscrito fue un escriba capacitado, de un laico común, o de modesta gente de la época. En los comienzos del cristianismo no había escribas capacitados; así vemos que el escriba del p52 fue un escritor culto mas no un escriba capacitado. El escriba del p72, el manuscrito de las cartas de Pedro y de Judas más antiguo que tenemos y el mas importante a nivel histórico-textual, fue una persona capacitado.
– La escritura del p52 procede de una mano algo torpe que opta letras circulares y solicita para algunas varios pasadas, finalizando, además, otras (-õ-, -i-, -y-) con pequeños ganchitos. También traza de un modo típico las letras -a-, -k-, -L-. A esto hay que añadir que el escriba usa dos veces la diéresis sobre la -i-, para indicar con estos dos que a -i- no debe ser leída con la letra precedente como un diptongo, sino que empieza otra palabra (en la línea 2 del lado A y en la 2 del lado B). Esta diéresis es también un distintivo de papiros griego que puede ayudarnos a la datación.
– Colin, el que publico, el P52 juntó bastantes manuscritos semejantes, dos de los cuales estaban datados: El P. Fayum 110 del año 94, en el que llama la atención la semejanza de la -a- y el P. Oslo 22 del año 127, en que resalta de un modo distintivo la semejanza de las -e-, -m-, -i-.
– Hay un periodo de unas cuantas décadas en que le tipo de manuscrito del P52 era normal, desde inicios de los años 80 hasta finales el tercer decenio del siglo II, alrededor de unos 50 años. Colin al decidirse por la fecha más tardía, 125 años, fue muy prudente, lo cual es muy razonable por la sencilla razón de que adelantar la fecha del año 94 y optar, por consiguiente, por la primera fecha posible, conduciría a hipótesis peligrosas, ya que indirectamente datar este p52 antes de que el evangelio según Juan se escriba estaríamos diciendo que Juan se copio, o que su mensaje fue inventado.
– Si se supiera que el p52, esta copia que fue hallada en Egipto, existía ya en los años 85-94, entonces el texto original puede ser del año 70. Esta sensacional tesis, que en sí es posible, no puede ser, ya que el p52 puede ser también del año 127.
– La moderación sigue siendo la mejor consejera. El hecho indiscutible de que el evangelio de Juan tenia que estar concluido varias decanas antes que el p52, y en todo caso mucho antes del año 127. Esto causo bastante sensación al publicarse ya el papiro en el año 1935.

TRANSCRIPCIÓN DE LAS LETRAS VISIBLES DEL PAPIRO

LADO A:

oi iodai hme
oudena ina o l
pen shmainw
qnhskein is
rion o p
kai eip
iw

LADO B:

to g g nn mai
smon inamart
kth” alhqe
egei autw
itout
ousi
emi

REDACCIÓN CRÍTICO – TEXTUAL COMPLETA DEL P52

LADO A: JUAN 18:31-33

oiJ jIoudai (`oi), hJme(i`n oujk e[xestin ajpoktei`nai)
oujdevna: i{na oJ lo(vgo” tou` jIhsou` plhrwqh`/ o}n ei\)
pen shmaivnw(n poivw/ qanavtw/ h[mellen ajpo)
qnhv/skein. Ijs(h`lqen ou\n pavlin eij” to; Praitwv)
rion oJ P(ila`to” kai; ejfwvnhsen to;n jIhsou`n)
kai; ei\p(en aujtw`/: su; ei\ oJ basileu;” tw`n jIou)
(da)ivw(n)É ajpekrivqh jIhsou`”: ajpo; seautou` su;)

LADO B: JUAN 18:37-38

(leuv” eijmi. ejgw; eij” tou)`to g(e)g(e)vnn(h)mai
(kai; ejlhvluqa eij” to;n kov)smon, i{na mart(u)
(rhvsw th`/ ajlhqeiva/: pa`” oJ w]n e)j k th`” ajlhqe(iv)
(a” ajkouvei mou th`” fwnh`”). levgei aujtw`/
(oJ Pila`to”: tiv ejstin ajlhvqeiaÉ Ka)i; tou`t(o)
(eijpw;n pavlin ejxh`lqen pro;” T)ou;” JI(ou)
(daivou” kai; levgei aujtoi`”: ejgw; Oujd)emi(van)

DIXI

Anuncios

Acerca de Abad Husita

Teologo, Educador. Clerigo. Sacerdote Religioso Husita. Vivi hace muchos siglos, mi antecesor fue Juan Hus... y la Estrella de la Reforma... despues vino nuestro celebre Calvino.

Publicado el septiembre 11, 2008 en Arqueología, Biblia, Critica Protestante, Libros, Literatura, Resumenes y etiquetado en , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. matias carrillo noble

    Excelente artículo, muy muy completo. Felicitaciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: