Leasing y renting: formas de mantener la tecnología actualizada

Es posible que con el tiempo se produzcan cambios en nuestra empresa, ocasionados por el mercado u otras variables, que nos obliguen a ir actualizando los equipos. Por otro lado, los gerentes de muchos negocios han aprendido que los beneficios de una alta productividad y eficiencia provienen del uso de los equipos, no necesariamente de su propiedad, por lo que actualizar la tecnología es necesario. La forma: el leasing y el renting.

 

Fernando A. Rivero.Tatum, consultoría comercial y de marketing www.tatum.es

Los equipos en general son costosos y aún más cuando se pretende contar con tecnología avanzada, por eso nos podemos preguntar cómo cambiar de tecnología cada poco tiempo realizando el esfuerzo económico más beneficioso. Una posible solución es utilizar una de las dos modalidades que están desplazando con rapidez a la compra tradicional, el leasing y el renting.

Leasing

El leasing es una operación financiera que consiste en la adquisición por parte de la compañía de leasing del bien mueble o inmueble elegido previamente por el cliente, y la simultánea cesión de uso de éste bien durante un tiempo determinado, por un precio distribuido en cuotas periódicas. Al final de dicho período de cesión de uso, el cliente podrá optar por el material según precio inicialmente convenido o bien devolverlo a la compañía de leasing.

Pensemos, por ejemplo, que hablamos de un ordenador. Pues bien, la “propiedad” del mismo es de la compañía de leasing, el “uso” lo tenemos nosotros durante un tiempo acordado (por ejemplo, 2 años) a cambio del pago de una cantidad mensual. Al cabo de esos 2 años de “uso”, nosotros podremos quedarnos con el ordenador (la “propiedad” pasará a ser nuestra) a cambio de una cantidad, pequeña, acordada de antemano. También podemos devolver el ordenador y, por consiguiente, dejar de pagar. Existe una tercera opción que es renovar el contrato de leasing.

Utilizar la fórmula del leasing es conveniente si lo que nos importa realmente es el uso del equipo y mantenernos al día. Esto es porque, entre otras ventajas, nos garantizamos un coste fijo por un equipo plenamente productivo, durante el plazo de la operación. Y siempre podemos disponer de maquinaria o material de última tecnología, evitando la obsolescencia de nuestros equipos.

Además, no exige el pago de costosas cantidades iniciales, por lo que puede ser más interesante que comprar al contado o con recursos propios. En definitiva, los argumentos a favor del leasing son:

•Su amortización acelerada.

•La no pérdida de liquidez.

•La obtención de una rentabilidad por medio de otras inversiones (pagarés, bolsa, etc.) al no invertir dinero en la compra de equipos.

Por otra parte, el coste financiero de la operación de leasing será neutralizado mediante el ahorro impositivo, siempre y cuando deduzcamos como gasto las cuotas de la operación.

Nuestras necesidades son las que determinarán qué va a pasar al finalizar el contrato de leasing. Resumiendo, tenemos las siguientes opciones:

•Comprar el bien por un precio nominal predeterminado (opción de compra).

•Renovar el contrato (y seguir teniendo el bien pagando la cuota correspondiente).

•Devolver el bien objeto del contrato.

Es decir, cuando llega el momento de ejercer la opción de compra, si nos interesa el bien financiado podemos comprarlo y si no nos interesa lo devolvemos.

Renting

El renting es un contrato de alquiler a largo plazo. No persigue la propiedad sino el uso durante el periodo del contrato. En las cuotas periódicas se incluyen toda una serie de prestaciones complementarias, con el objetivo de que al pagar la mensualidad el usuario no tenga que preocuparse de otros aspectos relativos al mantenimiento del equipo. Además este mantenimiento es prestado por los servicios oficiales, lo cual garantiza que está siempre a pleno rendimiento.

Por ejemplo, pensemos que llevamos a cabo una operación de renting con un coche de empresa. En este caso se paga una cuota mensual que permite el “uso” del coche y que incluye, además, todo el mantenimiento en un servicio oficial de la marca.

Si hubiéramos optado por financiar el coche mediante leasing, disfrutaríamos del “uso” pero no estaría incluido el mantenimiento.

Al término del contrato de renting se tiene la opción de sustituir los equipos o renovar contrato por un nuevo periodo a determinar. En algunos casos tendremos una opción de compra sobre el equipo previo pago de un valor residual una vez que finaliza el plazo estipulado.

La opción renting es una alternativa cómoda para el usuario ya que integra multitud de servicios necesarios, sea cual sea la opción elegida, en un sólo contrato y con la garantía de una única compañía. Además, la compañía de renting accede a precios especiales por volumen de compra que repercuten en los usuarios en el contrato de alquiler.

Antes de apostar por este tipo de contrato, es necesario valorar todas su ventajas: económicas, financieras, fiscales y técnicas.

Leasing y renting: ventajas y diferencias

Actualizar los equipos de su empresa puede resultar algo costoso, de ahí el nacimiento del leasing y del renting. Su principal diferencia: la finalidad que persigue cada uno.

 

Fernando A. Rivero.Tatum, consultoría comercial y de marketing www.tatum.es

 

Las ventajas del leasing y del renting son las siguientes:

Ventajas económicas

• Es posible disfrutar de un bien sin realizar un elevado desembolso inicial.

• No se inmovilizan los recursos financieros, pudiéndose destinar a otros fines.

• Se obtiene un servicio integral al incluir el seguro y el mantenimiento del bien.

Ventajas financieras

• No se computan los equipos en el balance de la empresa, por ser éstos propiedad de la entidad financiera. Así se aligera el balance y aumenta la rentabilidad del activo que se destina a otros fines.

• Simplicidad administrativa. La renta no varía durante todo el periodo contractual.

• Se obtiene un servicio integral al incluir el mantenimiento del equipo.

Ventajas fiscales

• La cantidad del alquiler es un gasto fiscalmente deducible al 100%.

Ventajas técnicas

• Posibilidad de adaptarse mejor a la evolución tecnológica de los equipos existentes en el mercado o a la evolución de la propia empresa.

• El renting permite a los fabricantes y distribuidores de equipamiento la integración de un sólo contrato de múltiples servicios, englobados en el programa de mantenimiento y bajo la tutela de la compañía de renting, la cual se responsabiliza frente al cliente de la adecuada prestación de estos servicios.

 

Diferencias entre leasing y renting

La principal diferencia es la finalidad que persigue cada uno.

En el contrato de renting no figura opción de compra al final del período de contrato, sin embargo, por lo general, si el cliente quiere puede optar por pagar el precio residual y quedarse con el bien. El renting va buscando más la funcionalidad en cada momento que la inversión en un bien.

Por su parte, el contrato de leasing va encaminado a la posesión final del equipo y en este tipo de contrato sí se refleja, desde el principio, la opción de compra al final del período. El leasing es una forma de financiar un bien.

Un aspecto interesante a tener en cuenta en la diferenciación entre renting y leasing es la duración del contrato.

El contrato de leasing exige un mínimo de dos años, si se trata de bienes muebles. Esto le confiere una mayor rigidez, aunque hemos de señalar que, en cualquier caso, sus estipulaciones están basadas en la libertad de pactos de las partes. Es una operación orientada al medio y largo plazo.

El renting se caracteriza por su movilidad y flexibilidad para adaptarse a nuestras necesidades y a la marcha de la empresa. No hay periodos mínimos de duración y está orientado al corto plazo, adaptándose, en función de las necesidades, al presupuesto de gastos de la compañía.

 

Por último, podemos diferenciar las posibilidades que se dan al finalizar cada uno de los dos contratos.

Cuando expira el leasing se dan tres posibilidades: devolver el equipo, prorrogar el contrato o hacer efectiva la opción de compra.

Cuando se acaba el contrato de renting hay dos alternativas: devolver el equipo o prorrogar la duración del contrato.

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de Eleuteros

Gracias Totales.

Publicado el julio 18, 2008 en Educacion, Empresarial, Nuevas Tendencias, Tecnologia y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: