¿Cómo ganarse la confianza de los hijos? Sugerencias

A partir de los movimientos estudiantiles de 1968 en diversos países del mundo, algunos universitarios pusieron en tela de juicio a todo tipo de autoridad: la de los padres, la de los profesores, la de las autoridades civiles, etc.

Esos jóvenes pusieron especial énfasis en señalar que dichas autoridades eran bastante legalistas, impositivas, dominantes, o bien, que seguían patrones de conducta rígidos. Un ejemplo de ese tipo de autoridad se puede resumir en la conocida frase: “¡harás esto porque las cosas siempre se han hecho así!”.

Las acusaban de falta de flexibilidad, de tolerancia, de sensibilidad… en definitiva, de que se preocupaban más por cuidar la forma externa del orden establecido, que de comprender realmente las inquietudes de la juventud.

Estas ideas fueron permeando en las sucesivas generaciones –con la decisiva influencia de algunos medios de comunicación–, y hoy en día se ha convertido en un serio problema particularmente para los padres, que comentan con frecuencia y preocupación: “Mis hijos ya no me hacen ningún caso”, “pienso que he fracasado como padre”, “ya ves cómo está ahora la juventud”…

Quizá una primera idea es recomendar a los padres que no claudiquen en su misión cuando se  presenten este tipo de dificultades. Pienso que esta llamada “crisis de autoridad” hay que procurar cambiarla en el reto de “educar en un clima de libertad”.

En la constitución de la persona humana, además de la razón, intervienen los sentimientos que de suyo no son ni buenos ni malos, sino que hay que darles una correcta orientación o encauzamiento. Es clave lograr la armonía entre la razón y la afectividad.

También, es importante darnos cuenta de las circunstancias objetivas en que se encuentran las personas: su carácter, su temperamento, sus aficiones, sus virtudes, sus defectos; si están pasando por una temporada crítica en su vida, sus preocupaciones, sus ilusiones, etc. Con base en estas coordenadas, se puede ayudar a los hijos, sabiendo que no se les puede pedir a todos exactamente lo mismo.

Si un hijo –por ejemplo– es por naturaleza desordenado, se le puede ayudar a ponerle algunas metas concretas para que vaya mejorando en la virtud del orden, pero nunca compararlo duramente con su hermano: “Aprende de tu hermano, él sí que es ordenado”.

O aquel otro hijo que le cuesta el estudio, en vez de decirle: “Eres un irresponsable, ¿no sabes lo que gasto cada mes en tus estudios?”, hay que ayudarle positivamente, animándole a que tome un curso de técnicas de mejoramiento en el rendimiento escolar, ponerle la ayuda de un preceptor de estudios, o ayudarle personalmente a que aprenda a establecer un horario de estudios y tareas, después de  sus clases.

Otra recomendación es el buscar ser realmente amigos de los hijos. Los padres tienen que ser los mejores amigos de los hijos. Si la relación paterno-filial o materno-filial se reduce a “cuánto dinero necesitas” o “qué quieres que te regale para tu cumpleaños”, esa vinculación se reduce a su mínima expresión y con una comunicación muy pobre.

Un día escuchaba esta queja de un joven de familia acomodada: “Mi padre me ha dado todo: estudios universitarios, coche, dinero, viajes, etc., pero nunca he logrado tener una plática a fondo con él. Trato de entablar una conversación amistosa en la sala y mi padre –de inmediato– enciende la televisión o comienza a hablar de las noticias del periódico, de negocios, de política.

“Jamás me ha preguntado: ‘¿Cómo vas en tus estudios?¿Cómo estás, cómo te sientes? ¿Quién es tu novia?’. Después de 20 años, vivimos bajo el mismo techo pero somos casi dos desconocidos. Parece que mi vida no le interesa”.

Y es que la verdadera amistad se interesa auténticamente por la otra persona, sabe escuchar, comprender. A veces, es acompañar al hijo en una competición deportiva, a salir al cine, dar un paseo. Nunca se “pierde el tiempo” cuando se conversa con un hijo.

Al contrario, se estrecha y se profundiza en la amistad. Los padres deben de ser solidarios si el hijo tiene problemas con una materia de estudio en la universidad o si está buscando un trabajo, o también, saber aconsejar a tiempo a los hijos cuando piensan ponerse de novios.

Pero esos consejos deben de ser en forma de amable sugerencia, nunca una imposición forzada. Tengo un amigo, padre de familia numerosa, que solía decir a sus hijos esta frase: “Yo en tu lugar haría tal cosa”. Y a continuación explicaba las razones o argumentos. Al final, siempre concluía con otra frase: “Pero tú decídelo con libertad”.

La conclusión era que sus hijos quedaban muy agradecidos de que su padre les tuviera la confianza en su libre decisión, de tratarlos como personas responsables después de haberlas escuchado. Además, se generaba una relación recíproca de amistad y cercanía.

Otro elemento clave es que los padres den buen ejemplo. Recuerdo el caso de un padre que cuando a sus hijos les ponía metas para crecer en alguna virtud (fortaleza, prudencia, vencer la pereza…), con toda humildad les decía: “Me tienen que ayudar a mi a ser más ordenado y cuidar la puntualidad”. El hecho de mostrar a sus hijos que él también estaba luchando por ser mejor cada día, con toda sencillez, le hacía ganarse la confianza y el cariño de sus hijos.

Tampoco hay que perder de vista que las personas no cambian o mejoran “de la noche a la mañana”. Es todo un proceso: invitarlo a realizar un autoanálisis, que se concientice de su situación, orientarle en las posibles soluciones concretas de mejoría y, por último, animarle a ir dando pasos paulatinos.

Es una labor similar a la del agricultor que tiene que poseer una gran paciencia cuando siembra la semilla. Va observando cómo crecen las plantitas, aplica un fertilizante previendo posibles plagas, aplica los riegos oportunamente, observa con atención la evolución de la siembra y, sobre todo, aprende a esperar, sabiendo que los resultados son siempre a largo plazo. Así es la formación de los niños y jóvenes.

De la misma forma, el crear un clima de sinceridad y transparencia, de comunicación permanente entre padres e hijos, ayuda mucho a lograr una buena empatía. Esto contribuye a que –ante alguna dificultad– se acuda a los padres con la seguridad de que serán escuchados,  comprendidos y orientados.

También, es importante el hacerles ver a los hijos que el cumplir leyes, reglamentos, prescripciones, tiene su lógica y su razón de ser y que repercute en el bien individual, familiar y social. Lo mismo que el hecho evidente de que la experiencia acumulada por las personas mayores es un auténtico tesoro que hay que saber valorar y es lo que ha constituido –a través de los siglos– la cultura de las diversas civilizaciones.

Todo ello les ayuda a razonar y aceptar ese marco de ordenamientos que se cumplen, no por un mero formalismo exterior, sino por una íntima convicción de saber que es el mejor modo de ejercer la libertad, no por un afán perfeccionista sino por amor.

Una última consideración: la importancia de animar a los hijos a que tengan iniciativa, creatividad, espíritu de lucha, de empuje, que se fijen grandes ideales en sus vidas, pero ¡hay que correr el riesgo de que comentan errores! es parte de su aprendizaje, porque esto indudablemente les ayudará a consolidar una personalidad segura, firme y proactiva.

Raúl Espinoza Aguilera

About these ads

Acerca de Abad Husita

Teologo, Educador. Clerigo. Sacerdote Religioso Husita. Vivi hace muchos siglos, mi antecesor fue Juan Hus... y la Estrella de la Reforma... despues vino nuestro celebre Calvino.

Publicado el octubre 17, 2008 en Adolescencia, Amor, Consejos, Educacion, Familia, Hijos, Madres, Padres, Reflexión, Vida Familiar y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 14 comentarios.

  1. Hola, recibo todo esta informacion con mucho agrado ya que me ha aclarado algunas nubes de pensamientos que tenia en mi mente y solo me gustaria agregar que para poder lograr y tener ese empeño por querer estar en mejor comunion con sus hijos es dandoles verdadero amor paterno o materno y fundamentalmente estar siempre acompañado de nuestro señor Jesucristo. Por que no hay amor mas grande que el que tiene un padre hacia sus hijos.

    Gracias y saludos cordiales.

    • si muy sierto estoy pasando una cituasion con mi hija y quiero saver camo ganarme su confianza

      • Pues espero k te sirva lo k yo hago con mis hijos para ganarme su confianza: siempre hago lo k digo, si les digo k les voy a comnprar algo, lo hago, si les digo k al rato haré tal cosa la hago, incluso si les digo k los voy a castigar lo cumplo al pie de la letra, ahora bien. si te refieres a ganar la confianza en el sentido de k te platiken sus cosas pues el consejo k me dieron aki mismo es excelente: platicar con ellos y tener actividades juntos, por ejemplo ir al cine y k ellos elijan la pelicula o acudir a un parke o a un restaurante k ellos elijan, etc.

  2. hola soy madre soltera el padre de mi hija es mormon, un irresponsable, que palabras podria decirle a el por escrito para qu reflexione y se preocupe mas por su hija. muchas gracias

    • Buen Dia

      En 1 Timoteo 5.8, dice que el que no provee para los suyos es peor que un incredulo. El puede aparentar religiosidad pero no imita aCristo, Cristo no fue un hijo irresponsable, nadie puede compensar muchas obras religiosas ni sociales cuando esta siendo irrespnsable, la irresponsabilidad se anula no asistiendo a la iglesia sino en que uno acepte su responsabilidad.

      Apoyate en tu familia cercana y amigos, acude a una iglesia Cristiana para hallar consuelo en Dios, y en oracion tambien tu busca refugio. Ora por tu hijo, nunca disemines tu molestia hacia tu hijo, que el solo se de cuenta de lo que hace su progenitor.

      En el campo legal, en el Peru, uno le puede denunciar por no dar la mensualidad por alimentos a sus hijos, le anulan cuentas bancarias, le hacen embargos y hasta puede ir a la carcel. Como tiene dinero para los viajes misioneros, para el diezmo a la iglesia mormona, para sus estudios, para su vida personal y no tiene para su hijo?.

      Espero que todo vaya por la vida normal, de comunicacion, pero si omite tales responsabilidades acude a sus lideres mormones, y despues acude a la ley civil.

      Espero saber noticias tuyas de como esta todo.
      Sldos.

      Haz Clic en este enlace que espero que te ayude:

      http://jesed.wordpress.com/category/religion/sectores-eclesiales-de-la-cristiandad/mormones-sectores-eclesiales-de-la-cristiandad-religion/

  3. tengo 3 hijos mi hija mayor no me tiene confianza y mis otros 2 hijos son muy enojones

    • Buen Dia

      Estimada Angelica tener hijos es una ardua tarea pero tambien una felicidad. Como son los caracteres de ustedes como padres?. Como ha sido su matrimonio, o como es? Hay un proverbio en nuestra comunidad: Padres Fuertes y Felices: Hijos Estables y Alegres.
      Hoy es una tarea desafiante ser padre, pero lo primero que debe uno hacer es amigo, explicarle y demostrarle desde el ejemplo. Te habla un Padre Espiritual que tiene mas de 2 docenas de hijos, como tambien de un hijo biologico, no solo es procrear es ejercer la maternidad y la paternidad que merece todo hijo.
      Sldos.

  4. es cierto que como padres debemos tomar en cuenta de como es nuestra relacion en pareja o sea de como es nuestro matrimonio y como actuamos delante de nuestros hijos con nuestra pareja . soy padre de dos hijos de edad de 12 y 13 años son una bendicion del señor pero son muy cerrados y por mas que les pregunto de algun asunto por el cual veo que estan preocupados o cuando bajan las calificaciones no me dicen nada y eso es grave y e descubierto que los problemas con mi esposa y el terrible flagelo de la desconfianza y celos patologicos y sus apegos a ellos al punto de no dejarlos ir al parque con migo ni mucho menos visitar a mi familia esta imfluyendo de esta manera en ellos y necesito ayuda para los cuatros gracias y de verdad esta muy biem las sugerencias del tets

  5. tengo dos hijos el mayor estudia facultad en su primer semestre con excelentes calificaciones, pero no e como ganarmelo, le pregunto por sus actividades y me comenta algunas cosas luego le comento como va mi dia, pero alli se me acaba el tema de platic. no se como entrar mas a su mubndo.

    el segundo hijo de 12 años es todavia mas cerrado. tengo su respeto y muy posiblemente me tenen miedo, jamas los he golpeado aunque si soy estricto con ellos ¿como entro a su mundo? ¿como lograr su cariño?.

    • Buen Día

      Entrar a su mundo no es hablando temas en común, solamente, eso es la consecuencia.
      Llévelo a a tomar un cafe, salga al cine, al campo, en familia, pero con cada uno a solas. Hablen de los planes que tiene en el futuro. Interesese por la persona, y le recomienda que acuda a una iglesia, pueden orar juntos en casa, ir al templo juntos; como también ver películas en casa. Practicar algunos deportes que ellos practican, tenga reuniones con sus profesores, muchas veces los profesores o tutores del colegio saben mas cosas de lo que el padre sabe de sus hijos.
      La disciplina es buena, pero el dar amor, es lo que le complementa. Dar Ejemplo es bueno, pero también dar enseñanza.
      Sldos.

  6. Thanks for the recommendations on credit
    repair on all of this web-site. The things i would tell people is always to give up a mentality that they buy currently
    and pay back later. As being a society most of us tend to
    repeat this for many issues. This includes vacation trips,
    furniture, and items we really want to have. However, you’ll want to separate one’s wants from
    the needs. When you’re working to improve your credit score you really have to make some trade-offs. For example you’ll be able to shop online
    to save cash or you can visit second hand retailers instead
    of expensive department stores pertaining to clothing.

  7. I just tried to like this page on facebook itself but it
    had an mistake. are you aware why?

  8. Valuable info. Lucky me I discovered your web site accidentally, and I am surprised why this accident didn’t happened earlier! I bookmarked it.

  9. Hace unos días encontré este artículo sobre cómo ganarse la confianza de los hijos:

    http://www.jananguita.es/como-ganarte-la-confianza-de-tus-hijos

    Me pareció muy interesante, y aunque habla de hijos pequeños, creo que nunca es tarde para aplicarlo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 100 seguidores